Mundo

Damasco promete respuesta a Israel en su momento

Guerra en Siria podría dar paso a un conflicto armado regional

Actualizado el 07 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Naciones Unidas y Rusia advierten contra más tensión en Oriente Medio

Esa preocupación la analizarán hoy, en Moscú, Putin y el secretario Kerry

Mundo

Guerra en Siria podría dar paso a un conflicto armado regional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Damasco. AFP. La posibilidad de que la guerra civil en Siria derive en un conflicto armado regional está latente después de que Damasco prometió ayer que elegirá el momento para responder a los ataques israelíes contra su territorio –el fin de semana–, que causaron 42 muertos.

La ONU y Rusia, aliada de Bashar al-Asad, advirtieron del peligro de una escalada en Oriente Medio tras los ataques aéreos israelíes contra posiciones militares sirias el viernes y el domingo cerca de Damasco, y las amenazas de Irán y el Hezbolá libanés, importantes apoyos del régimen.

Estas preocupaciones centrarán las conversaciones entre el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el presidente ruso, Vladimir Putin, quienes se reunirán hoy en Moscú.

“Siria responderá a la agresión israelí, pero elegirá el momento de hacerlo. Esto quizá no ocurra inmediatamente, ya que Israel está en estado de alerta”, manifestó un alto un responsable sirio, quien precisó: “Vamos a esperar, pero responderemos”.

Dos cohetes disparados desde territorio sirio cayeron ayer en la parte ocupada por Israel de los Altos del Golán sin causar víctimas ni destrozos, informó una portavoz del Ejército israelí, que dio a entender que el Estado hebreo no era el objeto de estos disparos y que se debían a los enfrentamientos entre ejército y rebeldes sirios.

Ante el temor a eventuales represalias, Israel desplegó dos baterías antimisiles en el norte del país, ordenó el cierre del espacio aéreo en esta zona hasta el lunes por la noche y reforzó las medidas de seguridad en sus embajadas.

Cruce de advertencias. Israel afirmó que los ataques estuvieron dirigidos contra un depósito de armas iraníes destinadas al Hezbolá, el poderoso movimiento chiita libanés protegido de Irán y aliado del régimen del presidente Bashar al-Asad.

Empero, Teherán desmintió que hubiera armas iraníes en los objetivos bombardeados y advirtió de que estos ataques provocarían “acontecimientos graves en la región de los que ni Estados Unidos ni Israel saldrán ganadores”.

El 30 de abril, el líder del Hezbolá, Hasan Nasralá, cuyos hombres combaten junto al Ejército sirio, afirmó que su movimiento e Irán no permitirán la caída de Al Asad.

PUBLICIDAD

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “muy preocupado”, pidió “a todas las partes hacer gala de un máximo de calma y contención, y actuar de manera responsable para evitar una escalada”.

Rusia consideró que los ataques israelíes pueden agravar la situación, con el riesgo de que surjan “focos de tensión en los países vecinos”, en particular en Líbano.

Según el Kremlin, el presidente ruso, Vladimir Putin, se entrevistó telefónicamente con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que actualmente se encuentra en China en visita oficial.

Desde el inicio de la rebelión en Siria, Israel llevó a cabo tres bombardeos cerca de Damasco, el 30 de enero y los días 3 y 5 de mayo.

Más de 70.000 personas han fallecido en Siria desde el inicio de la revuelta, en marzo del 2011, que degeneró en guerra civil por la brutal represión del régimen de Asad.

  • Comparta este artículo
Mundo

Guerra en Siria podría dar paso a un conflicto armado regional

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota