Mundo

Gran Bretaña le pierde el paso a Estados Unidos

Actualizado el 30 de agosto de 2013 a las 09:06 am

Cameron insistió este viernes en que es necesario ofrecer "una respuesta contundente" al régimen sirio por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil

Mundo

Gran Bretaña le pierde el paso a Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres

La relación especial con Estados Unidos de la que Gran Bretaña presumía y que le llevó a numerosas campañas militares quedó en suspenso por la negativa del parlamento británico a participar en un ataque a Siria.

Además de las implicaciones generales para el país, la votación del jueves supone el peor revés sufrido por el primer ministro David Cameron en sus tres años de mandato.

David Cameron, primer ministro británico, dice que hay que tomar una decisión sobre el conflicto en Siria.
ampliar
David Cameron, primer ministro británico, dice que hay que tomar una decisión sobre el conflicto en Siria. (Agencia)
Cameron insistió este viernes en que es necesario ofrecer "una respuesta contundente" al régimen sirio por el supuesto uso de armas químicas contra la población civil el 21 de agosto, pero su ministro de Economía, George Osborne, lanzaba una invitación al país.

"Gran Bretaña tiene ahora que empezar a reflexionar sobre su papel", dijo Osborne a la BBC. "Espero que no haya llegado el momento en que damos la espalda a los problemas del mundo".

La traumática experiencia en Irak, donde murieron 179 soldados británicos y miles de civiles iraquíes sin que nunca se hallasen las armas de destrucción masiva que justificaron la invasión de 2003, fue mencionada una y otra vez por los diputados antes de la votación.

"Irak ha hecho a la opinión pública mucho más reflexiva y cauta a la hora de poner en peligro a nuestras tropas", admitió en el parlamento el laborista Jack Straw, que era canciller del gobierno de Tony Blair cuando se gestó esa guerra.

Una cautela que, según algunos actores y analistas, puede acabar quitando protagonismo al papel de Gran Bretaña en el mundo.

"En 50 años tratando de servir a mi país nunca me sentí tan deprimido/avergonzado", escribió en Twitter Paddy Ashdown, un veterano político y antiguo miembro de las fuerzas especiales.

La negativa del parlamento "menoscaba enormemente a nuestro país", argumentó luego en la BBC el antiguo líder de los liberales y ex representante de la ONU para Bosnia.

"Tenemos a ese montón de gente -los mismos que votaron en contra la pasada noche- que quieren sacarnos de Europa y se han cargado nuestra relación con Estados Unidos", sentenció, en alusión a los conservadores que se sumaron a la oposición.

El profesor Michael Clarke, del organismo de debate Royal United Services Institute, explicó que la cooperación militar británico-estadounidense se mantendrá. Pero "no estaremos ahí disparando nuestros misiles de crucero, si es que eso ocurre, y hay un gran simbolismo político en ello".

PUBLICIDAD

"Este voto significa que el Reino Unido se suma a los países de tercera fila, condenados a ser prisioneros de los acontecimientos y no a modelarlos", advirtió Alan Mendoza, director ejecutivo de la Sociedad Henry Jackson, otro organismo de debate.

"Sólo porque el presidente (Barack) Obama haya decidido -equivocadamente, en mi opinión-, disparar misiles a Siria, no tenemos que trotar obedientemente como un caniche siempre leal", consideró, en el otro lado del espectro, Stephen Glover, columnista del Daily Mail.

La moción del gobierno que abría la puerta a la participación británica a un ataque a Siria fue rechazada por 285 y aprobada por 272. La coalición gubernamental conservadora-liberal cuenta con 359 de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes.

Otro factor que ha podido contribuir a erosionar el espíritu aventurero del público y el parlamento han sido los recortes presupuestarios en el ejército, que en estos momentos no tiene ni siquiera un portaviones y que perderá a 20.000 soldados de aquí a 2020.

Unos recortes que fueron citados por el nuevo embajador estadounidense en Londres, Matthew Barzun, durante su audiencia de confirmación en el Senado, en julio.

"Nos comprometemos a trabajar para asegurarnos de que mantengan su capacidad, de que sigan operativos con nosotros", dijo Barzum.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gran Bretaña le pierde el paso a Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota