Mundo

Cumbre anual se celebra en Kuwait

Países del Golfo optan por línea dura sobre Siria y piden a Irán pruebas de cambio

Actualizado el 11 de diciembre de 2013 a las 08:11 am

Las monarquías han solicitado la retirada de las 'fuerzas extranjeras' en país sirio

Mundo

Países del Golfo optan por línea dura sobre Siria y piden a Irán pruebas de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Vista general de la cumbre anual ordinaria de los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en Kuwait (Kuwait). (EFE.)

Las monarquías árabes del Golfo abogaron, este miércoles, en su cumbre anual en Kuwait por una línea dura sobre la guerra en Siria y pidieron a Irán una prueba concreta de la nueva orientación de su política regional.

Preocupados por la guerra en Siria, las seis monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) reclamaron la retirada de "todas las fuerzas extranjeras del país", en alusión a los combatientes del movimiento chiita libanés Hezbolá y los consejeros de Irán que ayudan al régimen del presidente sirio Bashar al-Asad.

En un comunicado final, afirman que "los pilares del régimen que tienen sangre del pueblo sirio en sus manos no deben desempeñar ningún papel en el gobierno de transición y el futuro político de Siria".

Estos países denuncian "un genocidio del pueblo sirio perpetrado por el régimen con la ayuda de armas químicas y de armas pesadas".

Estos países, liderados por Arabia Saudita, que apoya a la rebelión siria contra el régimen de al-Asad, son favorables a la participación de la oposición en la conferencia internacional de paz sobre Siria, llamada Ginebra 2 y prevista el 22 de enero.

Y dicen que "respaldan la decisión de las fuerzas de la revolución y de la oposición sirias, representantes legítimas del pueblo sirio, de participar en la conferencia de Ginebra 2".

Esta conferencia debe reunir a representantes del régimen de Damasco y de la oposición para intentar hallar una solución política al conflicto.

El Consejo de Cooperación del Golfo estima que Ginebra 2 debe desembocar en "la formación de un gobierno de transición dotado de plenos poderes de acuerdo con la declaración de Ginebra 1", adoptada en junio.

Sin embargo no mencionan las dificultades de la oposición siria, dividida por conflictos internos y el auge de los extremistas que comienza a preocupar a Occidente.

Como prueba de esta preocupación, Washington suspendió su ayuda militar no letal para el norte de Siria después de que el sábado los combatientes del Frente Islámico se apoderaran de instalaciones del Ejército Sirio Libre (ASL).

"A causa de esta situación, Estados Unidos ha suspendido cualquier entrega de ayuda no letal al norte de Siria", afirmó un portavoz de la embajada de Estados Unidos en Ankara, T.J. Grubisha.

PUBLICIDAD

Por otro lado, los países del CCG se felicitaron por "la nueva orientación" de Irán respecto a ellos aunque le pidieron que la concrete con medidas efectivas.

Las monarquías esperan que esta orientación "vaya acompañada de medidas concretas con un impacto positivo" en la región.

En este contexto, la cumbre del CCG "acogió favorablemente" el acuerdo nuclear pactado en noviembre en Ginebra entre las grandes potencias y Teherán, al considerar que constituía "un primer paso hacia un acuerdo global y permanente sobre el programa nuclear de Irán, que suscita recelos a nivel internacional y regional".

Los seis países condenaron asimismo la "ocupación" por Teherán de tres islas del Golfo, cuya soberanía se disputan Irán y los Emiratos Árabes Unidos.

Tras el acuerdo de Ginebra, la república islámica de Irán lanzó una ofensiva diplomática de acercamiento a sus vecinos del Golfo. El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohamad Javad Sharif, visitó entonces cuatro países del CCG (Emiratos Árabes Unidos, Omán, Catar y Kuwait).

Sin embargo, Arabia Saudita, que estima que Teherán debe demostrar su buena voluntad poniendo fin a sus injerencias en la región, no recibió al ministro. Tampoco lo hizo Bahréin, que sospecha que Irán está detrás de una contestación popular de la población chiita.

Los dirigentes del CCG también expresaron su "confianza en la elección del pueblo egipcio", refiriéndose al poder instaurado en El Cairo después de que los militares derrocaran al presidente islamista Mohamed Mursi. Y aseguran que cuenta con su "apoyo económico".

  • Comparta este artículo
Mundo

Países del Golfo optan por línea dura sobre Siria y piden a Irán pruebas de cambio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota