Mundo

Manifestaciones bajan de tono, pero persisten

Gobierno de Turquía propone consulta sobre parque para aplicar crisis

Actualizado el 13 de junio de 2013 a las 12:00 am

Empero, Erdogan mantiene posición dura de no tolerar más protestas

Gente opuesta a remodelación seguía en actitud desafiante en céntrico espacio

Mundo

Gobierno de Turquía propone consulta sobre parque para aplicar crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Estambul. AFP. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, trató ayer de apaciguar el descontento de los manifestantes con la idea de convocar un referendo sobre el proyecto de remodelación del parque Gezi , que originó las protestas antigubernamentales hace casi dos semanas.

Un día después de la violenta irrupción de la Policía en la vecina plaza Taksim, Erdogan recibió a “representantes” de los manifestantes a quienes habló de la idea de consultar a la población de la megalópolis, con la esperanza de que acaben las protestas.

“Podríamos someter esta cuestión a una votación popular en Estambul (...); en democracia solo cuenta la voluntad del pueblo”, declaró en Ankara el vice primer ministro turco, Huseyin Celik, al final de la reunión.

“Pienso que tras el gesto de buena voluntad, los jóvenes van a decidir abandonar el parque Gezi”, dijo Celik, quien también es portavoz del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista conservador), en el poder.

“El parque Gezi debe ser desalojado cuanto antes. No podemos aceptar que estas manifestaciones continúen eternamente”, exhortó.

Los 11 miembros procedentes de ONG y de la sociedad civil, expertos y artistas que se reunieron con el primer ministro y cuya legitimidad ponen en tela de juicio los manifestantes, prefirieron esperar hasta hoy para dar a conocer su reacción a la propuesta de Erdogan.

La coordinadora de los manifestantes del parque Gezi, la plataforma de 116 asociaciones que anima la protesta no fue convocada. Otros invitados, como Greenpeace, rechazaron la invitación.

Protestas latentes. Tras el violento desalojo de la plaza Taksim, el martes, el parque Gezi, cuyo proyecto de destrucción originó estas protestas contra el primer ministro el 31 de mayo , era ayer el último reducto de protesta.

Muchos de sus ocupantes abandonaron las carpas por miedo a ser expulsados por la Policía. Solo algunos centenares pasaron otro día más, determinados a continuar su protesta para proteger “su” parque y sus 600 árboles.

“No tenemos miedo”, dijo Anessa, una fotógrafa de 29 años.

“No pararemos. La gente aprende a no tener miedo del Gobierno”, expresó Fulya Dagli, estudiante de Derecho de 21 años, que advirtió: “Por eso no nos vamos a ir”.

PUBLICIDAD

Limpia ya de las señales externas de los enfrentamientos que se registraron hasta la madrugada del miércoles, la plaza Taksim casi había recuperado la normalidad.

Las importantes fuerzas policiales desplegadas en los alrededores disuadieron a los manifestantes a volver hasta principios de la noche, aunque después miles de personas volvieron a entrar gritando “Tayyip, dimisión!” ante la Policía. Al final de la noche no se habían registrado incidentes.

En Ankara, la Policía antidisturbios lanzó gases lacrimógenos anoche para dispersar a alrededor de 2.000 personas que se congregaron en la calle Tunali, centro de la capital, gritando eslóganes contra el Gobierno.

Seguro del apoyo de la mayoría de los turcos, el primer ministro se ha mostrado intransigente desde principios de la crisis.

Ante los diputados de su Partido de la Justicia y de la Democracia (AKP, moderado), Erdogan había denunciado el martes a los “extremistas y saqueadores” que lo desafían. “Este asunto ya está acabado. No daremos más muestras de tolerancia”, puntualizó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gobierno de Turquía propone consulta sobre parque para aplicar crisis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota