Mundo

250.000 documentos divulgados por WikiLeaks

Gobierno de EE. UU. intenta mitigar daños por filtraciones

Actualizado el 30 de noviembre de 2010 a las 12:00 am

Autoridades de Washington abrieron investigación sobre cables diplomáticos

‘Es una violación grave de la ley’, aseveró vocero de la Casa Blanca

Mundo

Gobierno de EE. UU. intenta mitigar daños por filtraciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington.EFE. El Gobierno de Estados Unidos abrió una investigación sobre la masiva filtración de cables diplomáticos estadounidenses, que calificó ayer de un “crimen” y un ataque a la comunidad internacional, en un intento por mitigar los daños causados por la publicación.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, aseguró que la filtración hecha por la página WikiLeaks representa “una violación grave de la ley y una amenaza grave para quienes desarrollan nuestra política exterior”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue informado la semana pasada del alcance y la amplitud de la filtración que se preparaba.

“Es quedarse corto decir que el Presidente no está contento” con la publicación de los más de 250.000 documentos este fin de semana, señaló el portavoz.

Aunque Obama personalmente no se ha puesto en contacto con ninguna autoridad extranjera sobre el asunto, sí lo hizo la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Pide perdón. “Esas publicaciones no representan solo un ataque contra los intereses diplomáticos estadounidenses. Representan también un ataque contra la comunidad internacional, contra las alianzas y negociaciones en marcha a nivel internacional para la paz y la prosperidad en el mundo”, arguyó Clinton.

La jefa de la diplomacia estadounidense pidió “las profundas disculpas de Estados Unidos por la divulgación de informaciones destinadas a ser confidenciales”.

Los documentos difundidos son, principalmente, comunicaciones del Departamento de Estado con más de 270 embajadas, consulados y misiones diplomáticas del país en todo el mundo.

Algunos contienen opiniones de diplomáticos sobre diferentes líderes mundiales, muchas de ellas poco favorables. Revelan también acciones emprendidas en la búsqueda de información.

Por ejemplo, el Departamento de Estado solicitó a su embajada en Buenos Aires datos sobre la personalidad de la presidenta Cristina Fernández y sobre su salud mental. Diplomáticos estadounidenses consideraron a Fernández como extremadamente susceptible e intolerante a las críticas.

Alternativas. Gibbs indicó que la Casa Blanca se plantea varias alternativas para responder a la filtración, sin descartar la posibilidad de tomar medidas legales.

Por el momento, ya ordenó una revisión sobre la forma en que las oficinas de Gobierno protegen la información clasificada.

El Departamento de Estado indicó que se tomarán medidas para mejorar la supervisión de las comunicaciones diplomáticas.

El secretario de Justicia, Eric Holder, informó de que su departamento, junto con el de Defensa, abrió una investigación criminal por la filtración masiva de documentos diplomáticos por parte de WikiLeaks.

La divulgación creó un profundo dolor de cabeza en el Gobierno de EE. UU., al revelar también las opiniones de diplomáticos sobre líderes extranjeros y las maniobras diplomáticas de Washington.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gobierno de EE. UU. intenta mitigar daños por filtraciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota