Mundo

Gana Cartes y partido Colorado vuelve al poder en Paraguay

Actualizado el 21 de abril de 2013 a las 12:00 am

Efraín Alegre del oficialista partido Liberal, quien admitió el triunfo de su rival, se mantenía segundo con un 36,9%

Mundo

Gana Cartes y partido Colorado vuelve al poder en Paraguay

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El nuevo presidente asumirá el poder el 15 de agosto en sustitución de Federico Franco, quien completó el período iniciado en 2008 por el exobispo católico Fernando Lugo. | AFP
ampliar
El nuevo presidente asumirá el poder el 15 de agosto en sustitución de Federico Franco, quien completó el período iniciado en 2008 por el exobispo católico Fernando Lugo. | AFP

Asunción (AFP). El multimillonario Horacio Cartes ganó cómodamente las elecciones presidenciales en Paraguay contra el candidato liberal Efraín Alegre, quien reconoció su derrota, en comicios que marcan el regreso al poder del partido Colorado, desbancado hace cinco años por el izquierdista Fernando Lugo tras seis décadas.

Cartes, un magnate y dirigente deportivo de 56 años, lideraba cómodamente la votación en Paraguay con 46,1% al computarse el 35% de las mesas, informó oficialmente el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) en su página web.

Alegre del oficialista partido Liberal, quien admitió el triunfo de su rival, se mantenía segundo con un 36,9%.

“Procuramos obtener el triunfo, no ha sido posible. El pueblo paraguayo se ha pronunciado, y nosotros respetamos (...). La ciudadanía ha resuelto a través de su participación, de su decisión, de manera transparente, en un proceso que nosotros consideramos adecuado, un proceso que garantiza el resultado”, dijo el senador y exministro de Lugo (2008-11).

Luis Alberto Mauro, coordinador de la comisión nacional de elecciones del TSJE, dijo que a las 8 p.m. locales (6 p.m. Costa Rica) se darán a conocer las cifras oficiales tras el conteo del 100% de los votos.

El nuevo presidente asumirá el poder el 15 de agosto en sustitución de Federico Franco, quien completó el período iniciado en 2008 por el exobispo católico Fernando Lugo, destituido por el Congreso el 22 de junio, acusado de “mal desempeño de sus funciones”.

Las elecciones de este domingo permitirán superar la crisis política que provocó la suspensión de Paraguay de los foros regionales Mercosur y la Unasur. La salida de Lugo fue tildada de “golpe parlamentario” por el expresidente y sus aliados políticos de la región.

“Voy a entregar el poder a cualquiera sea que gane estas elecciones para reinstitucionalizar la república de este país”, dijo poco antes de la apertura de los centros de votación el mandatario Federico Franco, que asumió interinamente en junio.

Más de 300 observadores extranjeros y unos 1.200 nacionales supervisaron los comicios.

El jefe de la misión de la OEA, el expresidente de Costa Rica, Oscar Arias, dijo a la cadena CNN que “nunca se debió expulsar a Paraguay de los organismos regionales” y destacó la jornada electoral en que triunfó Cartes.

PUBLICIDAD

“Sin duda ha sido elegido en una contienda electoral ejemplar”, señaló.

En el centro de Asunción se oían bocinazos y el estallido de petardos, mientras frente a la residencia de Cartes, en el exclusivo barrio de Carmelitas, militantes vestidos de rojo festejaban eufóricos, según imágenes trasmitidas por la televisión.

El asesor técnico del TSJE, Luis Salas, dijo que, según cifras preliminares, la participación había sido del 75%, en una jornada electoral calurosa y soleada que transcurrió con normalidad. En los últimos comicios, un 65% de los paraguayos llamados a las urnas votó.

En las filas de los centros de votación se palpaba el triunfalismo de los colorados desde temprano en la mañana.

“Este va a ser un día histórico. Regresará el partido Colorado y será por muchos años más. En 2018 volveremos a ganar”, pronosticaba Miguel Pereira, un economista de 50 años, antes de votar en el Colegio Nacional Presidente Franco, en pleno centro de Asunción.

Cartes lideró las encuestas de intención de voto sobre Alegre hasta principios de abril, cuando los liberales y los seguidores del caudillo colorado Lino Oviedo, fallecido en un accidente de helicóptero en febrero, sellaron un pacto electoral que volvió más reñida la contienda.

El candidato colorado, de 56 años, un recién llegado a la política que votó por primera vez en 2010, es un exitoso empresario y dirigente del club de fútbol Libertad, señalado por sus adversarios de contrabando de cigarrillos y vínculos con el narcotráfico. En 1985 estuvo preso tres meses por un caso de evasión de divisas, del que fue finalmente sobreseído en 2002.

La izquierda, dividida en dos grandes grupos tras la caída de Lugo, espera convertirse en la tercera fuerza.

Según las encuestas a boca de urna, el exobispo católico, de 62 años, que reconoció a dos hijos concebidos mientras era sacerdote y enfrenta reclamos por paternidad por otros dos niños, obtuvo una banca al Senado.

Unos 3,5 millones de paraguayos estaban habilitados para votar en comicios que permitirán poner fin a la crisis política del año pasado.

Además de presidente, sin posibilidad de reelección, los paraguayos elegían este domingo un vicepresidente, así como 45 senadores y 80 diputados, representantes en el Parlamento del Mercosur y autoridades departamentales, por un período de cinco años.

PUBLICIDAD

Por primera vez fueron autorizados a votar unos 22.000 empadronados en Argentina, España y Estados Unidos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gana Cartes y partido Colorado vuelve al poder en Paraguay

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota