Mundo

Dirigente era fuerte crítico de los islamistas

Furia y tensión en Túnez tras crimen de opositor

Actualizado el 07 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Protestas en todo el país norafricano y ataques a sedes del partido en el poder

Oposición llama a huelga general hoy y deja de participar en la Constituyente

Mundo

Furia y tensión en Túnez tras crimen de opositor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Túnez. AFP. El dirigente opositor Chokri Belaid fue asesinado a balazos ayer en Túnez, provocando protestas en todo el país, ataques a sedes del partido islamista en el poder, Ennahda, acusado del crimen por el entorno del opositor, y choques con las fuerzas de seguridad, que causaron la muerte de un agente policial.

El primer ministro tunecino, el islamista Hamadi Jebali, anunció horas después del homicidio de Belaid que formará un gobierno de tecnócratas sin filiación partidaria “hasta que se realicen elecciones, lo antes posible”.

Desde hacía meses, la coalición de laicos de izquierda y de islamistas de Ennahda no lograba ponerse de acuerdo para designar a los principales ministros.

Por otro lado, no se ha logrado un compromiso sobre la futura Constitución, que bloquea la organización de nuevas elecciones.

Por su parte, cuatro formaciones opositoras tunecinas –el Frente Popular (izquierda), el Partido Republicano, Al Masar y Nidaa Tunes (centro)– lanzaron un llamado a la huelga general hoy y decidieron suspender su participación en la Asamblea Nacional Constituyente.

El presidente de Túnez, Moncef Marzouki, un laico que mantiene tensas relaciones con Ennahda, condenó el “odioso asesinato” de Belaid.

El mandatario anuló su participación en la cumbre de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), en El Cairo, para regresar rápidamente a la capital tunecina desde Estrasburgo (este de Francia), donde asistió a una sesión del Parlamento Europeo.

La esposa del opositor declaró a una radio que su marido recibió el impacto de dos balas cuando salía de su casa y el hermano del político acusó a Ennahda de ser responsable del asesinato.

Crítico de los islamistas. Chokri Belaid,de 48 años, líder de la oposición de izquierda y muy crítico con el gobierno actual, se había unido a una coalición de partidos, el Frente Popular, que plantea una alternativa al poder.

El 2 de febrero, Belaid había acusado a los “mercenarios” de Ennahda de atacar a una manifestación de partidarios suyos. La víspera de su muerte, denunció las “tentativas de desmantelar el Estado y crear milicias para aterrorizar a los ciudadanos y arrastrar al país hacia una espiral de violencia”.

Jebali denunció el asesinato, que calificó de “acto de terrorismo”. Según él, Belaid recibió tres tiros disparados a quemarropa.

PUBLICIDAD

Horas después, Estados Unidos también condenó “firmemente” el asesinato, que calificó de “odioso y cobarde”, indicó su Embajada en Túnez.

Tras la muerte de Belaid, se registraron manifestaciones opositoras y choques con las fuerzas policiales. El Ministerio del Interior confirmó la muerte de un policía, quien recibió pedradas cuando participaba en “una operación para dispersar a un grupo de manifestantes”.

Ante un hospital de Túnez, donde se hallaba el cadáver de Belaid, se había congregado una muchedumbre encolerizada, que pidió “una nueva revolución”.

Luego, policías y civiles se enfrentaron en la capital, frente al Ministerio del Interior, al paso del cortejo que transportaba el cadáver de Belaid, constató la AFP.

Los manifestantes lanzaron piedras contra los policías, que replicaron con gases lacrimógenos.

Hubo manifestaciones e incidentes en otras partes del país.

La Policía lanzó gases lacrimógenos a personas que intentaban asaltar la sede de la Policía en Sidi Bouzid, cuna de la revuelta del 2011 que depuso al presidente Zine El Abidine Ben Ali.

  • Comparta este artículo
Mundo

Furia y tensión en Túnez tras crimen de opositor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota