Mundo

Pontífice muy cercano a sus fieles

Francisco prepara su revuelta pacífica tras 100 días de papado

Actualizado el 21 de junio de 2013 a las 12:00 am

Se ha ganado una gran popularidad por exponer el lado humilde de la Iglesia

Reto: Iglesia debe recuperarse tras líos por corrupción y escándalos sexuales

Mundo

Francisco prepara su revuelta pacífica tras 100 días de papado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad del Vaticano. AFP. El primer papa jesuita y latinoamericano de la historia, el argentino Francisco, cumplió ayer 100 días en el trono de Pedro, en los cuales ha cosechado una sorprendente popularidad en todo el mundo, mostrando el rostro humilde y sencillo de la Iglesia, mientras prepara una revolución pacífica en la desacreditada Curia Romana , el gobierno central, un reto que marcará su pontificado.

Francisco, de 76 años, quien se nombró como el santo de Asís para recordar que se requiere “una Iglesia pobre y para los pobres”, se ha convertido en poco más de tres meses en el “Papa de todos’” por su lenguaje directo y claro, sus gestos de afecto en público y sencillez, y por dejarse tocar y abrazar por fieles.

Posee un estilo menos tímido que el de su predecesor, Benedicto XVI, con el que convive dentro del Vaticano, la primera vez en la historia que cohabitan dos pontífices.

Contacto con el pueblo. Desde su elección el 13 de marzo , el Papa argentino no ha dejado de sorprender por su sobriedad, por la decisión de alojarse en la austera residencia Santa Marta en vez del fastuoso e inaccesible apartamento papal dentro del palacio apostólico, por sus cómodos zapatos negros en lugar de los tradicionales rojos, y por sus charlas informales con religiosos y amigos en las que habla sin tapujos sobre la corrupción, las intrigas, las luchas por el poder y hasta la existencia de un lobby gay en el Vaticano , en otras palabras, acerca de los escándalos que sacudieron los ocho años de papado de Benedicto XVI.

El Papa desayuna con obispos, funcionarios y jardineros, y no tiene un puesto fijo en el comedor común. Prefiere estar rodeado de gente, lo que le provoca dolores de cabeza a sus agentes de seguridad.

En un mundo agobiado por la crisis económica, que no tolera más los privilegios, el Papa “venido del fin del mundo”, como él mismo se definió en su primera aparición pública, abandonó todo lujo, condenó la riqueza, las injusticias sociales y la falta de ética.

Al rechazar la “dictadura de una economía sin rostro”, como la tildó, se convirtió en el vocero de miles de pobres y sus apariciones y frases célebres atraen a miles a la plaza de San Pedro, cambiando la imagen desprestigiada de la Iglesia.

PUBLICIDAD

Desafío pendiente. Si para muchos la línea pastoral es clara, “suave en palabras y firme en contenidos”, es evidente que aún está por iniciar lo que algunos llaman la “revolución pacífica”.

“Reformar la Curia Romana no será tan difícil. El controvertido banco del Vaticano, acusado de blanqueo, será reorganizado para cumplir con los requisitos internacionales de transparencia. Lo más difícil será que funcionen mecanismos colegiales de consulta , para que los obispos participen en las estrategias del papado”, resumió el vaticanista Marco Politi.

La designación, tras un mes de su elección, de ocho cardenales de todos los continentes para reformar la Curia Romana, se considera el acto central de su breve gestión.

En meses se tendrá una idea más definida de su reforma y del modelo de Iglesia que propone.

  • Comparta este artículo
Mundo

Francisco prepara su revuelta pacífica tras 100 días de papado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota