| Primera vigilia pascual del sucesor de Benedicto XVI

Francisco invita a los ‘indiferentes’ a arriesgarse

Liturgia duró menos tiempo por deseo expreso del Papa argentino

Pontífice oficiará hoy en la plaza de San Pedro la misa de Resurrección

Últimas noticias


        
        
      Francisco caminó ayer con el cirio pascual hacia el altar mayor de la basílica de San Pedro. | AFP.
Francisco caminó ayer con el cirio pascual hacia el altar mayor de la basílica de San Pedro. | AFP. ampliar

Ciudad del Vaticano. EFE. Francisco presidió ayer en la basílica de San Pedro su primera Vigilia Pascual, en cuya homilía manifestó que la Resurrección de Cristo es la victoria sobre el mal, e invitó a los que son “ indiferentes” ante Dios que arriesguen, ya que no se decepcionarán.

El papa afirmó también que no hay situaciones que Dios no pueda cambiar ni pecado que no pueda perdonar si nos abrimos a él y que, por ello, “no debemos perder la confianza”.

“Los problemas, las preocupaciones de la vida cotidiana, tienden a que nos encerremos en nosotros mismos, en la tristeza, en la amargura” y recordó a los incrédulos que no hay que “cerrarse a la novedad”, a las “sorpresas de Dios”, porque estas transforman.

“Acepta que Jesús Resucitado entre en tu vida, acógelo con confianza: ¡Él es la vida! Si hasta ahora has estado lejos de él, da un pequeño paso, te acogerá con los brazos abiertos. Si eres indiferente, acepta arriesgar: no quedarás decepcionado” , afirmó el Papa.

Una celebración más corta. La Vigilia Pascual es uno de los ritos más antiguos de la liturgia y se celebra en la noche del Sábado Santo, que San Agustín llamó “madre de todas las vigilias”, en alusión a la espera de la Resurrección de Jesús.

Comenzó en el atrio de la basílica, en medio del más hondo de los silencios, con la bendición del fuego nuevo y el Cirio Pascual, símbolo de Cristo, “Luz del Mundo” .

Francisco realizó una incisión sobre el Cirio Pascual, grabando una cruz, la primera y la última letra del alfabeto griego –alfa y omega– y la cifra del año 2013.

Después, comenzó la procesión hacia el altar mayor, en medio de una total oscuridad en el templo, iluminado poco a poco con las velas de las miles de personas que lo abarrotaban, que fueron encendidas una a una con la llama procedente del Cirio Pascual.

Este año, esta liturgia, que solía durar tres horas, ha sido reducida por expreso deseo del papa.

En la ceremonia, el Papa administró los sacramentos –bautismo, confirmación y primera comunión– a cuatro jóvenes.

Elegido al trono de Pedro el pasado 13 de marzo, Francisco ha jalonado sus dos primeras semanas de numerosos cambios que indican que quiere conducir a la Iglesia por el camino de la sencillez.

Francisco oficiará hoy en la plaza de San Pedro la misa del Domingo de Resurrección y después leerá el Mensaje Pascual.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Francisco invita a los ‘indiferentes’ a arriesgarse