Mundo

Francisco beatificó a Pablo VI, el papa que encaró una sociedad 'hostil'

Actualizado el 19 de octubre de 2014 a las 09:48 am

Papa calificó a Pablo VI como "valiente cristiano", por predicar el diálogo con el mundo moderno y crear en 1965 los sínodos o asambleas de obispos para democratizar y modernizar a la Iglesia

Mundo

Francisco beatificó a Pablo VI, el papa que encaró una sociedad 'hostil'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco beatificó hoy, domingo, a Pablo VI en una ceremonia solemne en la plaza de San Pedro, donde recordó que el ahora beato guió a la Iglesia en medio de una "sociedad secularizada y hostil".

El italiano Giovanni Battista Montini fue líder de la Iglesia católica de 1963 a 1978, además, escribió la controvertida encíclica Humanae Vitae, la cual zanjó toda apertura a la píldora anticonceptiva y la libre decisión de abortar, durante los movimientos del feminismo durante los años 60.

De hecho, "papa Montini", como suele ser llamado en Italia, llega a la gloria de los altares tras un milagro por medio de su intercesión, aprobado en mayo pasado: la curación excepcional de un feto que nació sin problemas en Estados Unidos, en momentos cuando los médicos indicaban a su madre la necesidad de un aborto.

El papa emérito Benedicto XVI asistió a la misa en primera fila, al lado de numerosos cardenales y obispos de todo el mundo, en un gesto de unión y apoyo al papa argentino, en un momento delicado para el pontificado de Francisco, tras el sínodo sobre la familia.

La ceremonia de beatificación fue programada como clausura del primer sínodo de obispos convocado por el papa argentino, marcado por las fuertes divisiones entre conservadores y progresistas ante las reformas y cambios que Francisco propone.

Durante la homilía, Francisco calificó a Pablo VI como un "valiente cristiano" por predicar el diálogo con el mundo moderno y crear los sínodos o asambleas de obispos para democratizar y modernizar a la Iglesia, en 1965.

"La grandeza del beato Pablo VI resplandece en su humildad", dijo el papa al elogiarlo como el "gran timonel" del Concilio Vaticano II, la persona que "en el momento en que estaba surgiendo una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y visión de futuro -quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro", explicó.

Con palabras claras y directas, Francisco reivindicó ante la jerarquía de la Iglesia que asistía a la ceremonia que "Jesús no tiene miedo a las novedades, por eso continuamente nos sorprende llevándonos por caminos nuevos e imprevisibles. Nos renueva, nos hace siempre nuevos", dijo.

PUBLICIDAD

El santo padre habló también de los cambios que está impulsando dentro de la Iglesia, al recordar que el sínodo de obispos que se clausura este domingo "ha sido una gran experiencia" porque "renueva sin cesar a la Iglesia, llamada a hacerse cargo de las heridas abiertas y devolver la esperanza a tantas personas que la han perdido", subrayó.

Devotos en el Vaticano. Miles de italianos provenientes de Brescia, la ciudad de nacimiento de Montini, acudieron a la beatificación bajo un sol rutilante.

Durante la ceremonia fue colocada en el altar la reliquia del nuevo beato, la camiseta ensangrentada que llevaba puesta cuando fue víctima de un atentado protagonizado por un desequilibrado en Filipinas, en noviembre de 1970.

La fachada de la basílica lucía una enorme pancarta con la foto del nuevo beato con los brazos abiertos.

Pablo VI no solo decretó que el uso del preservativo y de la píldora anticonceptiva eran pecado, también fue el primer papa en viajar a los cinco continentes.

También fue el primero en visitar Tierra Santa y el primero en hablar en las Naciones Unidas.

De hecho, su beatificación se produce en octubre, mes durante el cual los católicos recuerdan la importancia del espíritu misionero.

Santos y beatos. Después de la canonización en abril de los papas Juan XXIII (1958-1963)) y Juan Pablo II (1978-2005), el papa Francisco proclama ahora beato, primer paso para la canonización, a otro pontífice del siglo XX.

De hecho, el papa Francisco se formó bajo el pontificado de Pablo VI, ya que tenía entre 26 y 41 años durante sus comienzos como religioso en su natal Argentina.

Por lo tanto, el actual Pontífice vivió de cerca la etapa tempestuosa para la vida de la Iglesia, en particular en América Latina,  por la influencia de la teología de la liberación, el marxismo y los curas guerrilleros al cual hizo frente Pablo VI.

Para los tradicionalistas recalcitrantes del movimiento lefebvriano, quienes abandonaron la Iglesia como protesta por el Concilio Vaticano II, Pablo VI introdujo el "liberalismo doctrinal" y cometió graves errores al impulsar el ecumenismo.

Del otro lado, los progresistas del movimiento "Somos Iglesia" recuerdan que con la encíclica Humanae Vitae la Iglesia católica perdió toda credibilidad al entrometerse en la sexualidad.

  • Comparta este artículo
Mundo

Francisco beatificó a Pablo VI, el papa que encaró una sociedad 'hostil'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota