Mundo

Ejército ataca en extremo norte de Malí

Francia lleva arremetida antiislamista al Sahara

Actualizado el 05 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Hollande expone necesidad de crear fuerza africana bajo autoridad de la ONU

Militares están detrás de 7 rehenes franceses raptados por al-Qaeda

Mundo

Francia lleva arremetida antiislamista al Sahara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Una caravana de tropas malienses hace una parada para probar  sus armas cerca de  Hambori, en el norte del país africano. | AP.
ampliar
Una caravana de tropas malienses hace una parada para probar sus armas cerca de Hambori, en el norte del país africano. | AP.

Gao, Malí. AFP y AP. En una nueva fase de su intervención en Malí, el Ejército francés atacó ayer depósitos de combustible y escondites de extremistas islámicos en el desierto de Sahara, en el norte del país, donde se cree que mantienen en su poder a siete rehenes franceses que, según París, permanecen en esa zona .

Luego de tomar el control de Tombuctú, Gao, Kidal y otras ciudades del norte y el centro del país, y obligar a los rebeldes islámicos a replegarse hacia el desierto, los efectivos franceses viran sus operaciones hacia posiciones remotas de avanzada de los extremistas para impedir que tengan bases en el Sahara desde las que lancen acciones de terrorismo.

Los franceses tienen previsto retirarse el jueves de Tombuctú, dijo la portavoz de las Fuerzas Armadas en la ciudad. Los soldados franceses tomaron la ciudad la semana pasada después de la huida de los extremistas.

En París, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el mandatario de Francia, François Hollande, concordaron en la necesidad de establecer lo antes posible una fuerza africana en Malí, para luego ponerla bajo la dirección de las Naciones Unidas.

“Estados Unidos y Francia concuerdan en la necesidad de instituir tan rápido como sea (...) posible la misión internacional encabezada por africanos en Malí”, afirmó el vicepresidente Biden.

Las fuerzas africanas, que comenzaron a desplegarse lentamente, sumarán alrededor de 6.000 soldados de África occidental y de Chad, cuyos primeros elementos se encuentran en Kidal.

Por su parte, los grupos islamistas, obligados a abandonar las ciudades norteñas de Gao, Tombuctú y Kidal, se refugiaron en el macizo de Ifoghas, a unos 1.500 kilómetros de Bamako, cerca de la frontera con Argelia.

En el macizo de Ifoghas, en el desierto del Sahara, cuna de los tuareg, se esconde una gran parte de jefes y combatientes islamistas.

Allí estarían los rehenes franceses secuestrados en Níger y Malí en 2011 y 2012 por al-Qaeda en el Magreb Islámico y Movimiento para la Unicidad y el Yihad en África.

  • Comparta este artículo
Mundo

Francia lleva arremetida antiislamista al Sahara

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota