Fiesta demócrata, silencio republicano

Miles de demócratas viajan para las ceremonias de asunción del presidente Barack Obama, mientras los republicanos se van de Washington, mantienen una presencia discreta o evitan multitudes

Últimas noticias


        
        
      La venta de souvenirs conmemorativos en Washington. | AFP
La venta de souvenirs conmemorativos en Washington. | AFP ampliar

Washington (AP). Para muchos republicanos, este fin de semana es propicio para alejarse de todo.

Ahora que cientos de miles de demócratas viajan a la capital de la nación para las ceremonias de asunción del presidente Barack Obama, los republicanos y los partidarios de su candidato presidencial derrotado, Mitt Romney, se van de Washington, mantienen una presencia discreta y tratan de evitar las multitudes.

Después que volvieron a perder las elecciones por segunda elección consecutiva, muchos no están precisamente de buen ánimo.

“Es un buen momento para no moverse”, comentó John Feehery, presidente de Quinn Gillespie Communications y exasistente legislativo.

A medida que los demócratas se preparan para la segunda asunción de Obama este próximo lunes, los republicanos pasan el largo fin de semana de tres días —el lunes también se conmemora el natalicio del líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr.— saliendo de vacaciones cortas, quedándose en sus casas o yendo al cine.

Pocos planean asistir a “fiestas de duelo”, como se denomina jocosamente a las festividades para el partido derrotado.

“¡Las invitaciones deben haberse perdido en el correo!”, comentó sugestivamente Ed Gillespie, ex asistente de Romney, en un correo electrónico en el que confirmó que no tenía planes para el fin de semana.

Charlie Spies, abogado y cofundador del supercomité de acción política Restore Our Future, pro-Romney, pasará el fin de semana en Las Vegas, donde recibirá a un centenar de republicanos, incluso exasistentes de campaña de Romney, para asistir a eventos en el hotel Wynn Las Vegas y el Venetian Resort Hotel Casino.

Spies organizó una reunión similar para unos veinte amigos y socios hace cuatro años, pero dijo estar sorprendido por el mayor interés esta vez.

“Esperaba a más de veinte pero de ninguna manera tal respuesta”, comentó. “Creo que la gente estaba entusiasmada de tener la oportunidad de estar lejos de Washington y dejar que el presidente Obama y sus partidarios festejen”.

Ron Bonjean, exasistente de George W. Bush que dirige una firma de asuntos públicos, alquiló un lugar de trabajo en un centro turístico en México y dijo que lo utilizaría para preparar nuevos desafíos en el 2013.

“Es el momento ideal para ser productivos y enfocarnos en el año mientras Washington se ve consumido con la juramentación del presidente”, afirmó.

Algunos republicanos participarán en la ceremonia de inauguración. Miembros del Congreso se congregarán en la escalinata del Capitolio durante la juramentación. Y otros asistirán a bailes estatales durante el fin de semana.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Fiesta demócrata, silencio republicano