| Gira retrata últimos días de vida del capo

Familia de Pablo Escobar saca ganancia de su muerte

Excursiónde $30 idealiza figura del mayor narcotraficante de Colombia

Turistas alaban recuerdo del creador del Cártel de Medellín luego de la excursión

Últimas noticias

Medellín. EFE. La familia del difunto capo Pablo Escobar organiza un paseo turístico por Medellín, al mejor estilo del Tour de los Gangsters de Chicago, en el que ensalzan la muerte y vida del mayor narcotraficante en la historia de Colombia.

La ruta se realiza en camionetas de transporte escolar y reconstruye los últimos días del extinto criminal mientras la guía, Natalia Buitrago, relata su historia como fundador del Cartel de Medellín.

Los intrépidos turistas, generalmente jóvenes europeos o norteamericanos, creen que Pablo Escobar se asemejó más a ese “Robin Hood paisa”, como lo llamaron algunos medios colombianos, que al sanguinario narcotraficante.

Y es que los Escobar afirman que, ya sin el lucrativo negocio del Cartel y con la mayoría de los bienes incautados por el Estado, no les queda dinero, pese a que en los años ochenta reunieron una de las mayores fortunas del planeta.

Por su parte, los vecinos de Medellín y sus autoridades manifiestan su desagrado ante la iniciativa, al observar con estupor el anuncio de la gira en las redes sociales.

Recorrido. Se empieza por el barrio de Los Olivos, donde se encuentra la casa en la que la Fuerza Pública asesinó al capo, o donde el narcotraficante “se pegó un tiro”, como dice la guía, alimentando la leyenda acerca de la muerte del capo.

Luego prosigue hasta el cementerio de Montesacro, pasando primero por las ruinas del Edificio Dallas, el llamado Centro de Negocios, desde el que el colombiano arrancó su comercio de droga.

La inscripción “Pablo vive” en una de las paredes del edificio, deleita a los turistas con el deseo de retroceder 30 años y conocer el Medellín de los narcotraficantes.

En el cementerio de Montesacro se hace realidad el deseo del capo de ser enterrado en tierras colombianas. Su cuerpo está sepultado junto al de sus padres, un hermano, una tía y su guardaespaldas.

Bajo el lema “Prefiero una tumba en Colombia a una cárcel en Estados Unidos”, Escobar emprendió una guerra contra el Estado en los años ochenta para evitar su extradición, lo que dejó una estela de muertes a su paso.

No obstante, el verdadero punto alto del paseo sucede cuando los curiosos conocen a Roberto Escobar, alias “El Osito”, hermano y compañero de andanzas de Pablo.

Antes de llegar a la vivienda, la guía, precavida, advierte a los visitantes: “Roberto justifica todo lo que hizo su hermano”.

Medio ciego y medio sordo, a causa del paquete bomba que le mandaron durante su reclusión, “El Osito” cuenta las peripecias que vivió junto a su hermano.

Muestra el comedor en el que Pablo celebró su último aniversario el día antes de morir, caletas o escondites, una lancha que tenía la familia en la lujosa Hacienda Nápoles y hasta agujeros de bala en paredes y cristales; reminiscencia de un intento de secuestro, son parte de las “reliquias” de los Escobar.

“¿Se arrepiente de algo?”, pregunta un joven irlandés. “Todo ser humano en la vida comete errores y tiene que arrepentirse, pero lo importante es no volver a caer en ellos”, responde Roberto Escobar.

Durante la gira, que tiene un costo de 55.000 pesos (unos $30), los turistas pueden comprar películas y retratos del narcotrafricante.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Familia de Pablo Escobar saca ganancia de su muerte