Mundo

España recorta gasto y congela sueldos públicos

Actualizado el 27 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Gobierno pretende disminuir el déficit fiscal a un 2,8% del PIB el año anterior ascendió a un 8,9%

Mundo

España recorta gasto y congela sueldos públicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                La vicepresidenta primera del gobierno,  Soraya Saenz de Santamaría, y los ministros de Economía, Luis de Guinods, y de Hacienda,       Cristóbal Montoro (derecha), arriban a la conferencia de prensa en la cual se anunciaron las nuevas medidas.
ampliar
La vicepresidenta primera del gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, y los ministros de Economía, Luis de Guinods, y de Hacienda, Cristóbal Montoro (derecha), arriban a la conferencia de prensa en la cual se anunciaron las nuevas medidas.

Madrid. (AFP). El Gobierno español continuó hoy su lucha contra el déficit con un presupuesto del 2013 que prevé 39.000 millones de euros de ajuste, incluida una nueva congelación del sueldo de los funcionarios, pese al creciente malestar social y con la perspectiva del rescate cada vez más cerca.

Tras reducir sus salarios en un 5% en el 2010 y congelarlos durante dos años consecutivos, el Gobierno anunció el miércoles a los sindicatos de funcionarios que volverán a sufrir medidas de austeridad en el 2013.

"Nos han informado que se congela el sueldo para el año que viene", explicó una fuente de Comisiones Obreras (CCOO), mayoritario entre los trabajadores públicos, tras una reunión con miembros del gobierno del conservador Mariano Rajoy.

El Ejecutivo se dispone así a proseguir con su esfuerzo por reducir el déficit público a 2,8% del PIB en 2014 frente al 8,9% de 2011, para lo que ya anunció ajustes de 150.000 millones de euros.

Estos nuevos presupuestos prevén una reducción media del 12% en el gasto de los ministerios que irá, según la prensa española, entre 4% para Justicia y 30% para Agricultura. El ministerio de Cultura aplicará recortes de entorno al 30% en su aportación a instituciones como el Museo del Prado o el Gran Teatro del Liceo, afirmaba el diario El País.

El proyecto de presupuesto tiene en cuenta la subida del IVA y de otros tributos, con los que prevé recaudar 15.000 millones de euros. Otros 7.000 millones deberían llegar de recortes en las Comunidades Autónomas, que gestionan los presupuestos de sanidad y educación.

El resto de ahorros procederá de la reducción de las prestaciones por desempleo y ayudas sociales, y de la congelación de las contrataciones en el sector público. El objetivo es reducir a 4,5% en 2013 un déficit público que Madrid se comprometió a limitar al 6,3% este año.

El gobierno también debe presentar un nuevo paquete de reformas, negociado con Bruselas, para estimular la actividad de las empresas españolas y sus exportaciones.

" España espera con este presupuesto hacer lo suficiente para cualificarse para una ayuda" europea sin nuevas condiciones, con la intención de "presentar todo esto como decisiones españolas y no condiciones impuestas a España desde el exterior", considera Holger Schmieding, analista del banco Berenberg.

PUBLICIDAD

Tras negarse durante meses a hablar de un rescate, Rajoy aseguró el miércoles al Wall Street Journal: si el coste de financiación de España en los mercados se mantuviese "demasiado alto durante demasiado tiempo (...) puedo asegurarle al 100% que pediría ese rescate" global, afirmó.

Ante las vacilaciones de Madrid a acogerse a ese balón de oxígeno, los mercados volvieron a presionar a España el miércoles poniendo fin a las semanas de relajación que siguieron al anuncio de medidas de apoyo por parte del Banco Central Europeo.

El interés del bono español a diez años volvió a superar la barrera simbólica del 6% y la bolsa de Madrid perdió 3,92% al cierre.

Los mercados esperan también la publicación el viernes de las auditorías independientes que deben determinar cuánto de los 100.000 millones de euros prometidos por la Eurozona necesitará España para salvar a un sector bancario muy debilitado tras el estallido de la burbuja inmobiliaria española en 2008.

El País aseguraba el jueves que el gobierno de Rajoy se dispone a asumir como déficit el capital público inyectado el año pasado en los bancos nacionalizados, y que esto podría llevar a una revisión del déficit 2011 hasta el 10% del PIB, lo que agravaría la desconfianza de los mercados.

Mientras tanto, el malestar en la calle no deja de crecer. El martes, una protesta del movimiento social de los 'indignados', que intentó rodear el Congreso de los Diputados en Madrid, degeneró en violentos enfrentamientos entre manifestantes y policía.

Al día siguiente miles de personas volvieron a congregarse ante el Parlamento con gritos de "Gobierno dimisión" y este jueves estaba prevista una marcha bajo el lema "La Educación no es gasto, en inversión. No a los

  • Comparta este artículo
Mundo

España recorta gasto y congela sueldos públicos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota