Mundo

España otorga nacionalidad a 4.302 judíos sefardíes

Actualizado el 02 de octubre de 2015 a las 03:30 pm

Mundo

España otorga nacionalidad a 4.302 judíos sefardíes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Madrid

El consejo de ministros español decidió, este viernes, conceder la nacionalidad española a 4.302 descendientes de judíos sefardíes, atendendiendo a sus especiales lazos con España.

Antes de la entrada en vigor de esta ley, España ya concedía la nacionalidad a los judíos de origen sefardí, pero solo podían solicitarla tras dos años de residencia en España
ampliar
Antes de la entrada en vigor de esta ley, España ya concedía la nacionalidad a los judíos de origen sefardí, pero solo podían solicitarla tras dos años de residencia en España (EFE)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, explicó que la nueva ley que permite la naturalización de los descendientes de esos judíos , expulsados de España en 1492 por los Reyes Católicos, entró en vigor el jueves.

Sin embargo, precisó que el gobierno decidió "agilizar la resolución" de 4.302 casos que ya se encontraban en tramitación desde hace tiempo.

Se trata de "poder ortogar la nacionalidad a 4.302 personas de origen sefardí que podrían ir por la ley de 2015, pero que para, lógicamente, facilitarles los trámites ya que llevaban un tiempo en tramitación, se hace de esta manera", explicó Catalá.

La nacionalidad se otorgará a estas personas por carta de naturaleza, que se aplica por "circunstancias extraordinarias, vínculos historicos con España", dijo.

En junio, el Congreso español aprobó una ley que permitía a los descendientes de judíos expulsados de España por los Reyes Católicos en 1492 obtener la nacionalidad, para reparar "un error histórico", cinco siglos más tarde.

Propuesta por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, la ley fue aprobada por unanimidad. En Israel la iniciativa fue muy bien acogida.

Antes de la entrada en vigor de esta ley, España ya concedía la nacionalidad a los judíos de origen sefardí, pero solo podían solicitarla tras dos años de residencia en España o por carta de naturaleza, es decir, a discreción del consejo de ministros.

En la mayoría de los casos, los interesados también debían renunciar a otras nacionalidades.

Las estimaciones varían, pero según los historiadores, al menos 200.000 Judíos vivían en España cuando se ordenó su expulsión.

Los judíos , que durante siglos habían convivido con musulmanes y cristianos en España, tuvieron que abandonar su territorio en unas semanas con la prohibición de volver, bajo pena de muerte.

Los exiliados huyeron hacia Italia, el norte de África, el imperio Otomano, los Balcanes o Portugal. Fueron los judíos sefardíes —que significa España en hebreo— cuya cultura se extendió después por toda la cuenca mediterránea.

  • Comparta este artículo
Mundo

España otorga nacionalidad a 4.302 judíos sefardíes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota