Mundo

Elecciones en Nicaragua tensan relaciones con Estados Unidos

Actualizado el 03 de octubre de 2016 a las 10:41 am

Mundo

Elecciones en Nicaragua tensan relaciones con Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Daniel Ortega denominó a su esposa, Rosario Murillo, en la papeleta de vicepresidente para elecciones de noviembre próximo. (Jorge Arce/Archivo.)

Managua

Tras 26 años de "correctas" relaciones, Estados Unidos y Nicaragua reviven el fantasma de la tensión a raíz de una iniciativa de congresistas estadounidenses que condicionaría el crédito internacional al país centroamericano a elecciones transparentes y supervisadas en los comicios del 6 de noviembre.

La denominada ley "NICA Act" (Condicionalidad a las Inversiones Nicaraguenses), aprobada el 21 de setiembre por la Cámara de Representantes, busca impedir que Nicaragua tenga acceso a fondos internacionales hasta que promueva reformas democráticas, que garanticen elecciones libres y supervisadas por observadores externos.

La iniciativa ha sido calificada como "injerencista" por el gobierno del presidente Daniel Ortega, quien busca reelegirse para un tercer mandato consecutivo en los comicios de noviembre.

Ahora son "frías"

El excanciller nicaragüense Francisco Aguirre (1998-2001) dijo a la AFP que, desde el retorno de Ortega al poder, en 2007, las relaciones con Washington "han sido correctas aunque no cordiales", pero que tras la decisión del Congreso norteamericano "se han tornado frías".

"Hay una inquietud muy grande en los Estados Unidos y están muy molestos con lo que ellos ven como un retroceso en la gobernabilidad política (...) y para recomponer esas relaciones no basta con tomar ciertas medidas cosméticas", sostuvo Aguirre.

Estados Unidos no ve con buenos ojos el rechazo de Nicaragua a la observación electoral, la exclusión de la contienda de la principal fuerza política de oposición, el Partido Liberal Independiente (PLI), y la destitución de 28 diputados de esa corriente.

(Video) Zoilamérica, hijastra de Daniel Ortega: 'Nicaragua necesita ser reconocida como un lugar donde reina la ilegitimidad´ (René Valenzuela)

Tras la aprobación del NICA Act en el Congreso, los senadores republicanos de origen latino Marco Rubio y Ted Cruz enviaron una carta al secretario de Estado John Kerry, en la que piden aumentar las presiones sobre Managua.

Los senadores acusan a Ortega de violar la Constitución, dañar el proceso electoral, no respetar los derechos humanos y permitir que la corrupción crezca sin control.

La misiva, que fue reproducida por medios de comunicación en Nicaragua, recuerda además que el gobierno nicaraguense detuvo y expulsó en junio a tres funcionarios del gobierno estadounidense, lo cual causó una lesión a las relaciones bilaterales.

LEA Daniel Ortega va a elecciones en Nicaragua sin oposición ni observadores

PUBLICIDAD

El gobierno nicaragüense rechazó en un comunicado las presiones y consideró que "son parte de las históricas políticas injerencistas, que se practican con mayor intensidad particularmente durante los periodos electorales".

El proyecto de ley "es algo que en esta época da vergüenza, estamos en el siglo XXI, algunos señores piensan que pueden hacer con los países lo que hacían hace 100 o 150 años", declaró a la prensa el vicepresidente Omar Hallesleven.

Las sanciones

De ser aprobadas por el Congreso y refrendadas por el presidente Barack Obama, las sanciones impedirían a Nicaragua recibir financiamiento de organismos multilaterales por unos $250 millones anuales, que representan 40% de la inversión pública del país.

La pérdida de tales recursos frenaría el crecimiento económico del país y lo reduciría de entre 4,5% y 5% en los últimos años, a 2%, consideró Aguirre.

El exdiplomático estimó que la solución a este desencuentro con Estados Unidos no es suspender el actual proceso electoral, como piensan algunos opositores, sino "volver a la democracia representativa y un elemento clave es que haya elecciones transparentes y justas".

"Estamos hablando que haya acceso al proceso electoral de partidos que han perdido su personalidad jurídica, de la transformación de toda la estructura del poder electoral porque no goza de la confianza en Nicaragua ni a nivel internacional", explicó.

LEA Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega, será candidata a vicepresidenta en Nicaragua

Arturo Cruz, exembajador en Washington (2007-2008), dijo a un programa televisivo que "se cometería un error" si Ortega limita sus relaciones con Washington a una agenda de geopolítica, estabilidad económica, lucha contra narcotráfico y migración "y no toma alguna iniciativa que tenga que ver con la liturgia electoral".

El sociólogo Oscar René Vargas comentó en sus redes sociales que el país está frente a un proceso similar al de los años 1980, de confrontación con Estados Unidos y, según él, "Ortega tiene la pelota en la mano" y debe tomar decisiones ahora antes de que el conflicto siga creciendo.

  • Comparta este artículo
Mundo

Elecciones en Nicaragua tensan relaciones con Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota