Mundo

Último canciller de la Unión Soviética

Eduard Shevardnadze

Actualizado el 09 de julio de 2014 a las 12:00 am

La cara diplomática de la perestroika

Mundo

Eduard Shevardnadze

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Georgia. Diario El País (Uruguay, GDA) Eduard Shevardnadze, último canciller de la antigua Unión Soviética y una figura clave en el fin de la Guerra Fría, falleció el lunes a los 86 años. Se había retirado de la arena política desde su renuncia a la presidencia de Georgia, en el 2003.

Shevardnadze desempeñó un papel crucial en la perestroika, o reestructuración lanzada a finales de los años 80 por el líder soviético Mijail Gorbachov con la intención de reformar el anquilosado sistema soviético. Este proceso concluyó en 1991 con el desmembramiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Trascendió que Shevardnadze llevaba bastante tiempo de estar enfermo.  | AP
ampliar
Trascendió que Shevardnadze llevaba bastante tiempo de estar enfermo. | AP

Como ministro de Relaciones Exteriores soviético, negoció tratados de desarme nuclear con Estados Unidos y facilitó los procesos de democratización de los países comunistas de Europa del Este, los cuales condujeron a la caída del Muro de Berlín en 1989 y a la posterior reunificación de Alemania.

“No creo que la Guerra Fría hubiera podido acabar de forma pacífica sin él (...) Este hombre es un héroe”, dijo en el año 2000 James Baker, ex secretario de Estado de Estados Unidos, quien pasó largas horas negociando con él.

Su final político fue menos glorioso: tras ser elegido presidente de la Georgia independiente en 1995, debió dimitir en el 2003, en plena Revolución de las Rosas. Al salir, dejó al país caucásico sumido en la pobreza y al borde del caos.

Tras conocerse la noticia de su fallecimiento, el presidente ruso Vladimir Putin presentó sus “sinceras condolencias a la familia y a su entorno, así como al pueblo de Georgia”.

Shevardnadze nació el 25 de enero de 1928 en Mamati, una aldea de Georgia. Se afilió al Partido Comunista a los 20 años y tuvo un ascenso fulgurante. En 1978, llegó a Moscú como miembro del Buró Político del Partido Comunista, al que un año más tarde se sumaría Gorbachov. Ambos dirigentes compartieron la convicción de que la URSS requería reformas urgentes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Eduard Shevardnadze

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota