Mundo

Dimite canciller de Brasil por conflicto con Bolivia

Actualizado el 27 de agosto de 2013 a las 08:36 am

Facilitó la salida escoltado a un senador boliviano

Mundo

Dimite canciller de Brasil por conflicto con Bolivia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Brasilia

El canciller brasileño, Antonio Patriota, renunció ayer a su cargo tras la fuga de un senador opositor boliviano refugiado durante 15 meses en la embajada en La Paz a Brasil, donde tiene asilo político.

"La presidenta Dilma Rousseff aceptó la renuncia del ministro Patriota, quien será reemplazado por Luiz Alberto Figueiredo, actual representante de Brasil ante la ONU", informó una portavoz de la presidencia a la AFP.

El canciller brasileño, Antonio Patriota, renunció este lunes tras la fuga   de   un senador opositor boliviano refugiado durante 15 meses en la embajada en La Paz a   Brasil, donde tiene asilo político.
ampliar
El canciller brasileño, Antonio Patriota, renunció este lunes tras la fuga de un senador opositor boliviano refugiado durante 15 meses en la embajada en La Paz a Brasil, donde tiene asilo político. (AFP)
Figueiredo, de 58 años, es un hábil negociador internacional, experto en temas de desarrollo y medio ambiente y con una larga carrera diplomática. Fue el negociador jefe de la conferencia de la ONU para el desarrollo sustentable Rio+20, que se celebró en Rio de Janeiro el año pasado.

"La presidenta agradeció la dedicación y empeño del ministro Patriota en los más de dos años que permaneció en el cargo y anunció su designación para la misión de Brasil en la ONU", dijo luego el gobierno en un comunicado de prensa.

La cancillería brasileña confirmó que Patriota irá como jefe de la misión de Brasil en Naciones Unidas, con sede en Nueva York, pero que antes deberán cumplirse algunos procedimientos administrativos.

Patriota, un diplomático discreto y disciplinado, es un férreo defensor de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, y busca que Brasil consiga un escaño permanente en él.

Su salida del gobierno ocurre luego de que el encargado de negocios de la embajada brasileña en La Paz, Eduardo Saboia, admitió que ayudó al senador opositor boliviano Roger Pinto, que estuvo refugiado 15 meses en la legación diplomática, a fugarse el fin de semana a Brasil.

Pinto no tenía un salvoconducto de Bolivia para abandonar ese país y escapó de La Paz en un coche de la embajada brasileña, escoltado por otro automóvil diplomático con militares brasileños hacia la frontera entre ambos países, en un viaje de 1.600 km que duró 22 horas.

Desde la ciudad brasileña de Corumbá (Mato Grosso do Sul), en la frontera, Pinto tomó un avión particular hacia Brasilia, adonde llegó en la madrugada del domingo.

Según el portal internet del diario O Globo, en el Palacio de Planalto, sede de la presidencia brasileña, la operación fue vista como un desastre, y Rousseff sólo fue informada del hecho cuando el senador boliviano ya estaba en suelo brasileño.

PUBLICIDAD

A raíz de la fuga de Pinto, de 53 años y prófugo de la justicia boliviana, el canciller de Bolivia David Choquehuanca expresó su "profunda preocupación por la transgresión del principio de reciprocidad y cortesía internacional", en una nota enviada a Brasilia.

"Por ningún motivo podía el senador Pinto abandonar el país sin salvoconducto", señaló la nota.

El senador Pinto, que era jefe de la oposición, se refugió en mayo de 2012 en la legación diplomática brasileña en La Paz argumentando persecución política y amenazas de muerte tras denunciar casos de corrupción y de supuestos vínculos de funcionarios del gobierno de Evo Morales con el narcotráfico. Pocos días después, Brasil le otorgó asilo político.

"Escogí la vida. Escogí proteger a una persona, un perseguido político, como la presidenta Dilma (Rousseff) fue perseguida" por la dictadura militar brasileña (1964-1985), dijo el diplomático Saboia a la televisión Globo al llegar a Brasilia, dejando entrever que actuó sin conocimiento de sus superiores.

Saboia fue convocado por el Palacio de Itamaraty -sede de la cancillería brasileña- para dar explicaciones.

El diplomático dijo que decidió ayudar a Pinto a escapar "porque había un riesgo inminente a la vida y a la dignidad del senador" boliviano.

Fernando Tiburcio, abogado de Pinto, dijo no creer que el senador sea deportado, pese a las condiciones en que ingresó a Brasil , ya que tiene el asilo político concedido.

"Sólo (será extraditado) si ocurre algo heterodoxo, que creo que no tiene el menor sentido (...) Él es un asilado político, la misma situación que tiene (el exanalista informático Edward) Snowden en Rusia y (el fundador de Wikileaks Julian) Assange en Ecuador", explicó.

Durante su refugio en la embajada brasileña en La Paz, el gobierno de Morales inició a Pinto una veintena de procesos y la justicia lo condenó a un año de cárcel por asignar irregularmente recursos a la Universidad Amazónica de Pando (norte), cuando era gobernador de ese departamento.

Antes de solicitar asilo a Brasil, Pinto entregó información reservada al gobierno boliviano sobre actos de corrupción y vínculos de autoridades del Ejecutivo con el narcotráfico.

"Al presidente Evo Morales, con el corazón en la mano, le digo que lo perdono, por todo el daño que me hizo a mí y a mi familia", expresó Pinto en una misiva fechada en Brasilia que hizo llegar a medios de comunicación bolivianos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Dimite canciller de Brasil por conflicto con Bolivia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota