Mundo

Cuba celebró elecciones municipales en medio de reformas de Raúl Castro

Actualizado el 21 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Votaciones se caracterizaron por no tener candidatos opositores

Mundo

Cuba celebró elecciones municipales en medio de reformas de Raúl Castro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                Las votaciones municipales se llevaron sin problemas.
ampliar
Las votaciones municipales se llevaron sin problemas.

LA HABANA (AFP). - Cuba celebró hoy elecciones municipales, un proceso sin sorpresas ni candidatos opositores que los simpatizantes del gobierno interpretan como un “apoyo” a las reformas de Raúl Castro, mientras la oposición desestimó con llamados al abstencionismo.

Una hora antes de cerrar los colegios la Comisión Electoral había contabilizado más de 7,8 millones de votos sobre los 8,5 millones de cubanos mayores de 16 años -de una población de 11,2 millones de habitantes- que fueron llamados a las urnas, lo que representa un 89,6% del padrón.

“Este ejercicio democrático de nuestro pueblo significa también un apoyo a lo que se está realizando como parte de los acuerdos del VI Congreso” del Partido comunista (PCC, único) de abril de 2011, que aprobó las reformas planteadas por el mandatario, dijo a la televisión local la ministra de Justicia, María Esther Reus.

Los electores debían elegir a 14.500 concejales, a partir de una nómina de más de 50.000 candidatos, que fueron elelegidos en asambleas de barrio a mano alzada.

El domingo 28 se realizará una segunda vuelta en aquellas circunscripciones donde algún candidato no supere el 50% de los votos.

En los comicios municipales anteriores, celebrados en 2010, participó el 94,6% de los más de ocho millones de electores, y sólo el 8% de las papeletas resultaron anuladas, según datos de la Comisión Electoral.

“Al final del día es probable (que) más de 80% de cubanos habrán votado en las elecciones en Cuba. Muchos no quieren señalarse por no ir”, comentó la bloguera opositora Yoani Sánchez en su cuenta de la red social Twitter, donde explicó que votó de forma que su boleta sea anulada.

Vestido con su uniforme de general, Raúl Castro acudió muy temprano a votar, según imágenes difundidas por las televisión local.

Las personas impedidas físicamente para asistir a las urnas enviaron su boleta a los colegios a través de funcionarios electorales.

La agencia Prensa Latina confirmó que el líder Fidel Castro envió la suya mediante este sistema.

“Fidel Castro envió su boleta al colegio electoral 1 de la circunscripción 13, en una céntrica barriada de El Vedado, municipio de Plaza de la Revolución, donde vota desde 1976”, señaló la agencia.

El sistema electoral en curso, creado en 1976, establece el voto como un derecho ciudadano no obligatorio que ejercen todos los mayores de 16 años, incluyendo los miembros de los cuerpos armados, excepto los presos.

PUBLICIDAD

Las autoridades lo defienden como el “más democrático y transparente”, pero los opositores lo descalifican asegurando que, si bien el gobernante partido comunista no postula candidatos, sí supervisa el proceso y se asegura, con su influencia y el voto de sus militantes y simpatizantes, que ningún disidente resulte ni siquiera postulado.

Los disidentes marcan su desacuerdo con la abstención, votando en blanco o escribiendo consignas antigubernamentales en las boletas, pues el voto es secreto.

“Las Damas de Blanco no tienen una estrategia conjunta en cuanto a las elecciones. Personalmente creo que se trata de más de lo mismo y que no debemos ir a hacer nada en las urnas porque, a fin de cuentas, el gobierno no va a hacer nada”, dijo Berta Soler, líder de ese grupo opositor femenino.

La elección “es un momento más de reafirmación revolucionaria”, dijo a la televisión Mercedes López, primera secretaria del PCC en La Habana, miembro de su selecto Buró Político.

  • Comparta este artículo
Mundo

Cuba celebró elecciones municipales en medio de reformas de Raúl Castro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota