Mundo

Asamblea anual del FMI

Crisis en países ricos amenazan a emergentes

Actualizado el 15 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Fondo advierte que situación provocaría ‘desequilibrios y burbujas financieras’

Entidad comprende la preocupación que tienen los países subdesarrollados

Mundo

Crisis en países ricos amenazan a emergentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Directora del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BM, Jim Yong Kim, explicaron los detalles a la prensa. | AP.
ampliar
Directora del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del BM, Jim Yong Kim, explicaron los detalles a la prensa. | AP.

TokioAFP La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó ayer en Tokio que las medidas anticrisis que tomaron los bancos centrales de los países ricos podrían desestabilizar a los emergentes, lo cual creará “desequilibrios” y “burbujas” financieras.

“Las políticas monetarias cómodas (en los países desarrollados) pueden provocar grandes flujos de capitales volátiles hacia las economías emergentes”, declaró Lagarde al cierre de la asamblea anual del FMI y del Banco Mundial.

Según ella, esta tendencia se ve “claramente acentuada” por las elevadas tasas de interés vigentes en las principales potencias emergentes, sinónimo de rendimientos altos para los inversores.

La conjugación de estos factores “podría restringir la capacidad de esas economías de absorber los posibles grandes flujos de capital, y conducir a un ‘recalentamiento’, a la formación de burbujas financieras y al nacimiento de desequilibrios financieros”, explicó.

En respuesta al paro de la actividad económica, los bancos centrales de Estados Unidos (Reserva Federal), la Eurozona (BCE) y Japón relajaron en los últimos años sus políticas monetarias, inyectando liquidez de forma masiva y reduciendo a niveles próximos a cero sus tasas directrices de interés.

Algunos países emergentes, empezando por Brasil, consideran que esas iniciativas desestabilizan su economía, ya que alimentan flujos especulativos y revalorizan artificialmente su moneda, lo que a su vez perjudica las exportaciones.

En el discurso, Lagarde hizo un ejercicio de equilibrismo diplomático, intentando mostrarse comprensiva con los bancos centrales de los países desarrollados y con los emergentes.

“Hemos visto que los grandes bancos centrales tomaron una serie de iniciativas firmes, que el FMI estima mucho y considera como factores de estabilidad. Los desacuerdos son inevitables, pero no debemos olvidar que todos tenemos responsabilidad en la estabilidad financiera mundial”, dijo.

Así, “dado el efecto recíproco de las decisiones de política monetaria, los bancos centrales necesitan reforzar su diálogo internacional y la cooperación”, abogó.

En el centro de las críticas de los emergentes se encuentra la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que desde fines de 2008 inyectó más de $2,34 billones en el circuito financiero para mantener las tasas de interés lo más bajas posible a largo plazo e intentar así acelerar la recuperación económica.

PUBLICIDAD

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, afirmó que su política “contribuye no solo a sostener la recuperación económica norteamericana, sino que también, al estimular el gasto y el crecimiento, a ayudar a la economía mundial”.

Bernanke sostuvo también que “las relaciones de causa a efecto entre la política monetaria de los países con economías avanzadas y los flujos de capitales internacionales son más débiles de lo que a veces se dice”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Crisis en países ricos amenazan a emergentes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota