Mundo

Presidenta se reunió con altos mandos militares

Corea del sur advierte que responderá a provocación del Norte

Actualizado el 02 de abril de 2013 a las 12:00 am

EE. UU. desplazó ayer a la región aviones caza y un destructor de misiles

Corea del Norte nombró nuevo primer ministro en busca de impulsar economía

Mundo

Corea del sur advierte que responderá a provocación del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | ARCHIVO
ampliar
| ARCHIVO

Seúl. AFP y AP. La presidenta del Corea del Sur, Park Geun-hye, amenazó ayer con una “enérgica” represalia a cualquier provocación por parte del Norte, con el respaldo de Estados Unidos, que desplegó aviones caza furtivos F-22 y un destructor mientras aumenta la tensión con Pionyang.

La mandataria surcoreana, líder de los conservadores y halcones de su país, se reunió con altos jerarcas militares y con su ministro de Defensa. “Creo que debemos realizar una represalia enérgica e inmediata, sin ninguna otra consideración política si ( Corea del Norte) protagoniza cualquier provocación contra nuestro pueblo”, dijo Park, quien asumió sus funciones en febrero.

Por su lado, Estados Unidos reiteró que tomaba en serio el discurso bélico de Pionyang, aunque recordó que sus amenazas no son algo nuevo. “Pese a la retórica dura que oímos, no vemos cambios en las posiciones militares, como movilizaciones de gran escala ni el posicionamiento de fuerzas”, informó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Estados Unidos hizo patente su poderío militar con el envío de jets caza F-22, casi indetectables para los radares, a fin de que participen en las maniobras militares que efectúa cada año con Corea del Sur y que Pionyang considera preparativos para una invasión.

Asimismo, desplazó cerca de las costas de Corea del Norte un destructor capaz de interceptar misiles. El USS Fitzgerald , que había sido enviado recientemente a Corea del Sur como parte de ejercicios conjuntos, fue trasladado al suroeste de la península coreana, en lugar de retornar a su puerto de origen, en Japón.

Zona de amenazas. Los nuevos roces tienen lugar en la península coreana desde diciembre, cuando el Norte lanzó con éxito un cohete considerado por EE. UU. y Corea del Sur como un tiro de ensayo de un misil balístico.

Luego, Pionyang llevó a cabo su tercer ensayo nuclear, desencadenando la adopción a principios de marzo de nuevas sanciones de las Naciones Unidas.

La escalada no ha cesado desde entonces. Corea del Norte anunció este mes que suspendía el armisticio y los otros tratados bilaterales de paz firmados con Seúl para protestar contra las maniobras militares conjuntas de Corea del Sur y Estados Unidos.

PUBLICIDAD

El régimen comunista mostró su enfado porque bombarderos estadounidenses B-52 y B-2 surcaron el cielo surcoreano durante la realización de vuelos de entrenamiento, y amenazó con atacar las islas estadounidenses de Guam y de Hawái, en el océano Pacífico.

El sábado, Pionyang afirmó que se encontraba “en estado de guerra” con Corea del Sur. Las dos Coreas están técnicamente en guerra debido a que la guerra de Corea de 1950-53 terminó con un armisticio, y no con un tratado de paz.

Nuevo ministro. En Pionyang, la Asamblea Suprema del Pueblo, cámara donde el partido único toma sus decisiones, se reunió ayer para investir a Pak Pong-ju como primer ministro.

Pak, experto económico de 74 años, ya ocupó el cargo de primer ministro entre 2003 y 2007, cuando intentó tímidas reformas, al tratar de otorgar mayor autonomía a las empresas estatales y reducir el control estatal en el racionamiento de alimentos y otros bienes de primera necesidad.

De acuerdo con la ONU, dos tercios de los 24 millones de habitantes afrontan con regularidad escasez de alimentos. Según versiones, Pak fue despedido como primer ministro en 2007 por proponer un sistema salarial similar al de EUA.

  • Comparta este artículo
Mundo

Corea del sur advierte que responderá a provocación del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota