Mundo

Cónclave comenzará entre lunes y miércoles

Actualizado el 08 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Se prevé que para hoy en la tarde fijen la fecha

Mundo

Cónclave comenzará entre lunes y miércoles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los cardenales italianos están divididos en la búsqueda del próximo papa: unos apoyan al arzobispo de Milán, Angelo Scola, considerado un reformista de la Curia, y otros al brasileño Odilo Scherer, el "hombre fuerte" de la comisión de vigilancia del banco del Vaticano. | AFP.
ampliar
Los cardenales italianos están divididos en la búsqueda del próximo papa: unos apoyan al arzobispo de Milán, Angelo Scola, considerado un reformista de la Curia, y otros al brasileño Odilo Scherer, el "hombre fuerte" de la comisión de vigilancia del banco del Vaticano. | AFP.

Ciudad del Vaticano (AFP). Los más de 150 cardenales reunidos en el Vaticano fijarán este viernes por la tarde la fecha del cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI, que deberá iniciarse la próxima semana, en medio de presiones para que cambie el rostro de la Iglesia católica.

"Se prevé para este viernes por la tarde la votación para fijar la fecha de cónclave", indicó el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, durante su habitual conferencia de prensa.

"El cónclave deberá comenzar al inicio de la próxima semana: lunes, martes o miércoles. No creo que decidan empezar este fin de semana, es decir mañana o el domingo", precisó.

Los purpurados celebraron el viernes la séptima reunión preparatoria en la que participaron los 115 cardenales con derecho a voto (de menos de 80 años), tras la llegada la víspera del vietnamita Jean Baptiste Pham Minh Man, el único que faltaba.

Los cardenales iniciaron el lunes sus reuniones a puerta cerrada en la Sala del Sínodo para preparar el cónclave y definir el perfil del papa que deberá suceder a Benedicto XVI, quien renunció el 28 de febrero a su cargo alegando "falta de fuerzas", en un gesto inédito que sacudió a la institución.

La votación para fijar la fecha será por mayoría y fue decidida al término de cinco días de deliberaciones en las cuales intervinieron más de 100 purpurados procedentes de todos los continentes.

Sólo dos cardenales con derecho a voto no participarán en la elección del nuevo Papa: el indonesio Julius Riyadi Darmaatmadja, por motivos de salud, y el escocés Keith O'Brien, quien renunció por "motivos personales" tras reconocer conductas sexuales "inapropiadas" en los años 80.

El mundo católico espera que la Iglesia cuente con un nuevo papa antes de Semana Santa, el 28 y 29 de marzo, uno de los ritos más importantes del año litúrgico.

Según fuentes religiosas, la mayoría de los purpurados, sin distinción entre progresistas y conservadores, han apuntado contra la desacreditada Curia Romana (el gobierno del Vaticano) en sus reuniones de esta semana.

"En numerosas ocasiones han abordado el tema de la colegialidad", admite Lombardi, con estilo diplomático.

Los llamados "príncipes de la Iglesia", título que algunos sectores piden aque sea eliminado, han abordado los graves problemas de gestión de la Iglesia y examinado el perfil del sucesor de Benedicto XVI.

PUBLICIDAD

Según el diario Il Corriere della Sera, hay una clara división entre los purpurados de la Curia, que trabajan en la maquinaria de la Santa Sede, en el centro de escándalos y denuncias de tráfico de influencias, y los del resto del mundo, que sospechan "que todo esté decidido" con antelación.

"Se dice que la Curia Romana apoya al brasileño Odilo Pedro Scherer, de 63 años, arzobispo de San Paulo, quien contaría con el apoyo de un Secretario de Estado 'sólido' como el italiano Mauro Piacenza o el argentino Leonardo Sandri", sostiene el rotativo.

"Necesitamos como el agua de mayo a un Juan XXIII. Sea de donde sea", escribió en su blog el español Jose Manuel Vidal, experto en asuntos religiosos al analizar la grave crisis de credibilidad que atraviesa la institución.

Bajo el papado de Juan XXIII (1958-1963) se inició (en 1962) el Concilio Vaticano II, que renovó la Iglesia acercándola más a los fieles y abriéndola al diálogo con otros credos.

Los purpurados italianos, que constituyen el bloque más numeroso e influyente, con 28 votos en el cónclave, preparan una estrategia para recuperar el prestigio perdido como grandes mediadores y administradores de la Curia, a causa de los escándalos de Vatileaks, afirma el diario La Repubblica.

Pero los cardenales italianos están divididos en la búsqueda del próximo papa: unos apoyan al arzobispo de Milán, Angelo Scola, considerado un reformista de la Curia, y otros al brasileño Odilo Scherer, el "hombre fuerte" de la comisión de vigilancia del banco del Vaticano, de acuerdo con el diario.

Según ese rotativo, Scola contaría con "unos cuarenta votos" de los 77 necesarios para salir elegido papa. Scherer, por su lado, tendría el apoyo del controvertido secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y del poderoso decano Angelo Sodano.

El primer Papa de América podría llegar así al trono de Pedro precedido de amargas polémicas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Cónclave comenzará entre lunes y miércoles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota