Mundo

Negociaciones Gobierno-FARC en La Habana

Colombia: seis meses de diálogo sin paz a la vista

Actualizado el 22 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Todavía se discute el primero de los cinco puntos: la repartición de tierras

La guerrilla se muestra satisfecha y podría hacer primeros anuncios este mes

Mundo

Colombia: seis meses de diálogo sin paz a la vista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los delegados de las FARC  Iván Márquez y  Rodrigo Granda (derecha) el lunes en La Habana, Cuba. | EFE.
ampliar
Los delegados de las FARC Iván Márquez y Rodrigo Granda (derecha) el lunes en La Habana, Cuba. | EFE.

Bogotá. AFP. Al cabo de seis meses de conversaciones de paz, el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC afirman haber avanzado, aunque la perspectiva de un acuerdo que ponga fin en poco tiempo al conflicto interno más largo de América Latina se ve lejana.

Ningún incidente mayor ha interrumpido hasta ahora el diálogo que se desarrolla en Cuba , y las dos delegaciones deberían concluir en breve el primer punto de su agenda: el desarrollo rural, origen del surgimiento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 1964 a raíz de una insurrección campesina en este país, donde la mitad de las tierras se encuentra en manos del 1% de la población.

“El balance de estos seis meses es positivo. Aunque el proceso podría ser más rápido, el primer punto está prácticamente cerrado”, dijo Ariel Ávila, experto en el conflicto armado colombiano de la Fundación Paz y Reconciliación.

Las FARC, que cuentan con unos 8.000 guerrilleros, considera que sus reivindicaciones en ese punto –principalmente la repartición de tierras no explotadas y la creación de zonas autónomas de reserva campesina– han sido escuchadas, y por ello se ha declarado “optimista” sobre la posibilidad de hacer unos primeros anuncios este mismo mes de mayo.

“Estamos satisfechos. No entiendo por qué dicen que el ritmo es lento”, comentó en estos días desde La Habana el comandante Iván Márquez, número dos de las FARC y jefe de la delegación guerrillera. “Una paz mal hecha, a las carreras, es peor que una guerra”, aseguró.

Elecciones en juego. Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos, quien inicialmente planteó noviembre como el límite para un acuerdo, se muestra ahora más flexible, y por primera vez la semana pasada manifestó su intención de optar por la reelección en las elecciones residenciales previstas para el año próximo.

A Santos lo perciben como el gran favorito para la contienda electoral 2014, pese a la dura oposición al proceso de paz de su predecesor, el muy popular expresidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Uribe, quien durante sus ocho años de gobierno llevó a cabo una política de combate sin cuartel a las FARC, acusa de traición a Santos, cuya candidatura impulsó luego de que este se desempeñase como su ministro de Defensa.

PUBLICIDAD

Después del desarrollo rural, la mesa de diálogo en La Habana debe abordar el punto de las garantías para la participación política de la guerrilla, uno de los asuntos más polémicos.

El jefe de la delegación gubernamental, Humberto de la Calle, defiende la idea de aplicar la justicia transicional, para que los jefes guerrilleros, condenados en ausencia por diversos delitos, puedan beneficiarse de la suspensión del cumplimiento de penas.

La agenda contempla tres puntos más: las drogas ilícitas, el abandono de las armas, y la reparación a las víctimas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Colombia: seis meses de diálogo sin paz a la vista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota