Mundo

Colombia decreta duelo por la muerte de 33 niños

Actualizado el 20 de mayo de 2014 a las 11:12 am

De los más de 20 menores que resultaron inicialmente heridos y llevados a centros hospitalarios, aún 13 permanecen internados, algunos de gravedad y con severas quemaduras

El bus, en el que viajaba un grupo de niños que habían asistido a un servicio religioso dominical, explotó al mediodía y dejó un saldo de 32 fallecidos por las llamas

Mundo

Colombia decreta duelo por la muerte de 33 niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Colombia vela a niños muertos en accidente de autobús (AFP. Luis Acosta / Esther Poveda)

Fundación, Colombia

Las familias de 33 niños calcinados en un bus en el norte de Colombia enfrentan este martes el tortuoso proceso de identificación genética de los cuerpos, que podría tardar hasta 10 días, mientras el gobierno anunció tres días de duelo.

La mayoría de los cuerpos -con edades entre tres y 12 años- fueron trasladados de la localidad de Fundación, donde ocurrió el accidente el domingo, hasta el Instituto de Medicina Legal de la caribeña ciudad de Barranquilla, donde padres y familiares intentaban colaborar en su identificación.

"De los 31 cuerpos que llegaron a la ciudad de Barranquilla (...) hay 27 casos en los cuales ya se terminaron los procesos de necropsia y estamos en los procesos de identificación, que se harán en su totalidad por cotejo genético" que puede demorar unos diez días, dijo en rueda de prensa el director regional de Medicina Legal, Carlos Murillo.

"Está dispuesto un equipo de genetistas para recibir las muestras tomadas a los cuerpos y tomadas a los familiares y se les dará toda prioridad a estos casos", aseguró Murillo.

Para facilitar el proceso, los familiares llevan prendas o entrega señales particulares para identificar a sus hijos.

Un familiar deposita flores en honor de los 33 niños que murieron tras la explosión de autobús
ampliar
Un familiar deposita flores en honor de los 33 niños que murieron tras la explosión de autobús (AFP.)

De los más de 20 menores que resultaron inicialmente heridos y llevados a centros hospitalarios, aún 13 permanecen internados, algunos de gravedad y con severas quemaduras.

A las afueras de la sede de Medicina Legal, personas han dejado flores y escrito mensajes de apoyo a los familiares en grandes pancartas que fueron pegadas en las paredes.

Los familiares de los niños fallecidos, que el domingo regresaban en el bus a sus casas de un servicio religioso cuando ocurrió el accidente, reciben a su vez acompañamiento psicológico para atender su angustia y desconsuelo.

Como el proceso de identificación será demorado por el estado de carbonización de los cadáveres, las autoridades organizan la entrega simbólica de bóvedas individuales a los familiares para que se realice una ceremonia funeraria colectiva.

Luego, a medida que se identifiquen genéticamente los cuerpos, en las bóvedas serán colocados los restos de cada niño.

La ceremonia colectiva probablemente tome lugar en Fundación, la pequeña localidad donde ocurrió la tragedia y que hoy se encuentra sumida en el dolor y recuerda a las víctimas con pequeños homenajes: las cruces de bambú levantadas en la vía donde se quemó el bus o el cartel con los rostros de los pequeños colocado en la entrada del pueblo.

"Esto tiene que esclarecerse. Es que lo que estaban transportando no eran cerdos, ni ganado... íeran unos bebés!", dijo en Fundación a la AFP Humberto Castro, abuelo de 4 menores que iban en el bus, 2 de los cuales, de 9 y 5 años, fallecieron cuando intentaban salir.

  • Comparta este artículo
Mundo

Colombia decreta duelo por la muerte de 33 niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota