Mundo

Indígena boliviano de 123 años

Carmelo Flores Laura, el aimara considerado por Bolivia como el más longevo del orbe

Actualizado el 11 de junio de 2014 a las 12:00 am

Aimara considerado como el más longevo

Mundo

Carmelo Flores Laura, el aimara considerado por Bolivia como el más longevo del orbe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Paz.EFE, AFP y AP El indígena aimara Carmelo Flores Laura, que según las autoridades de Bolivia, era el hombre más longevo del mundo con 123 años, murió el lunes debido a complicaciones por una diabetes.

El Gobierno de Bolivia consideró hace unos meses al agricultor, que vivía en el altiplano a casi unos 4.000 metros sobre el nivel del mar, como el hombre más viejo del orbe.

Flores a salió del anonimato en agosto del año pasado cuando se conoció que era uno de los ancianos más longevos del planeta nacido el 16 de julio de 1890, según el registro cívico del propio Tribunal Electoral de Bolivia.

El presidente boliviano, Evo Morales, visitó en setiembre pasado al anciano en su casa de adobe en el altiplano y anunció que su gobierno inició los trámites para que el Libro Guiness de los Récords lo reconociera como el hombre más vetusto del mundo.

Sin embargo, el Ejecutivo no volvió a informar de esas gestiones.

El lunes pasado la organización Guinnes World Records anunció el fallecimiento en Nueva York (EE. UU.) a los 111 años de Alexander Imich, un inmigrante polaco al que consideraba el hombre más anciano del orbe.

Guatemala informó en mayo de este año de que la indígena Juana Chox Yac, de 120 años, era una de las personas más longevas del mundo, por lo que ahora ostentaría el sitial que deja el boliviano

Alimentos y remedios. Cuando trascendió la avanzada edad de Flores, los medios publicaron que él se alimentaba fundamentalmente de quinua, cebada, patata, haba y agua de un nevado cercano a su aldea y mascaba hojas de coca como hace cualquier indígena boliviano, según sus familiares.

También paliaba sus dolores de la artritis y otras enfermedades con friegas que se daba con un remedio casero compuesto por tres víboras conservadas en una botella con alcohol.

Flores había regresado a su casa la semana pasada tras estar internado en un hospital de La Paz por problemas estomacales y diabetes.

El martes autoridades locales le rindieron un homenaje póstumo con una banda de música. Le sobreviven uno de sus tres hijos, 14 nietos y 39 bisnietos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Carmelo Flores Laura, el aimara considerado por Bolivia como el más longevo del orbe

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota