Mundo

Militares mexicanos mataron a cabecilla Heriberto Lazcano

Caída del capo más violento del narco agrava crisis de Los Zetas

Actualizado el 10 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Golpe marca el fin de una generación de narcotraficantes y el inicio de otra

Grupo armado sustrajo el lunes el cadáver de Lazcano de una funeraria

Mundo

Caída del capo más violento del narco agrava crisis de Los Zetas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Soldados vigilaban el domingo el poblado de Progreso, en Coahuila, momentos después del enfrentamiento que acabó con Lazcano. | ACAN-EFE.
ampliar
Soldados vigilaban el domingo el poblado de Progreso, en Coahuila, momentos después del enfrentamiento que acabó con Lazcano. | ACAN-EFE.

Heriberto Lazcano, el capo más violento del narcotráfico y por quien Estados Unidos ofrecía una recompensa de $5 millones, presenciaba el domingo un juego de beisbol cuando un comando de la Marina Armada de México lo interceptó y persiguió hasta matarlo a tiros.

La caída del jefe de Los Zetas, el cartel más sanguinario de México, es el golpe más fuerte propinado al narcotráfico desde que el gobierno de Felipe Calderón lanzara en el 2006, una controvertida ofensiva militar que ya deja 60.000 muertes.

La Marina mexicana publicó ayer fotografías del cadáver junto con sus huellas dactilares. Las imágenes fueron tomadas antes de que un comando fuertemente armado sustrajera el lunes el cuerpo de una funeraria en el poblado de Sabinas.

“Se presentó un comando armado con el rostro cubierto y fuertemente custodiado, el cual, después de someter al personal, tomó los cuerpos, los metieron en la carroza y obligaron al propietario (de la funeraria) a conducir” el vehículo, afirmó a la prensa el fiscal de Coahuila, Homero Ramos.

El enfrentamiento que acabó con Lazcano, conocido como el Lazca, y otro de sus hombres se produjo en Progreso, un poblado de 3.500 habitantes localizado en el estado de Coahuila, fronterizo con Texas.

Golpe directo. Con la muerte del Lazca termina una generación de narcotraficantes mexicanos y se agudiza la crisis interna de Los Zetas, aunque, según analistas, ese grupo continúa siendo la segunda mayor organización del narcotráfico en México.

“Hay un fin de ciclo”; la caída del Lazca representa el “fin de una generación de zetas y el principio de otra”, dijo a la agencia AFP Diego Osorno, autor de La guerra de los Zetas .

Los Zetas, grupo integrado por desertores del Ejército en 1999, surgieron como brazo armado del cartel del Golfo, pero en el 2010 se separaron y desde entonces han protagonizado algunos de los episodios más cruentos de la violencia vinculada al narcotráfico en México.

En los últimos años, esta organización extendió feudos en la frontera noreste con EE. UU. y sus tentáculos ya llegan a Centroamérica.

El grupo se encuentra en una lucha a muerte con el cartel de Sinaloa, del otro capo más buscado, Joaquín el Chapo Guzmán , fugado de una cárcel de alta seguridad en enero de 2001.

PUBLICIDAD

Murió “quizás uno de los más sangrientos de la historia reciente del narcotráfico de México. Un hombre que puso de moda la decapitación, el desmembramiento de cuerpos y la violencia extrema”, destacó Ricardo Ravelo, periodista y experto en narcotráfico.

Al frente de la organización, Lazcano lideró campos de adiestramiento de zetas y creó una sofisticada red de telecomunicaciones en estos estados y en el golfo de México, capaz de interceptar comunicaciones oficiales y al mismo tiempo proteger las propias.

La caída del capo es parte de una serie de hechos violentos desencadenados en varias ciudades de esa región del país, donde este cartel mantuvo desde el 2010 una cruenta lucha contra sus antiguos aliados del cartel del Golfo. Los Zetas habían entrado en una guerra interna por la aprehensión y congelamiento de bienes de uno de los jefes financieros y hermano de Miguel Treviño, alias Z-40 .

Este último estaría por asumir el mando de la organización a la que, según Osorno, dará un nuevo perfil. Treviño representa una mezcla del narcotráfico tradicional y adiestrado, con una visión militar que implantaron Los Zetas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Caída del capo más violento del narco agrava crisis de Los Zetas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota