Mundo

Bomberos no hallan muertos entre escombros tras accidente de caza F-18 en Virginia

Actualizado el 07 de abril de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Bomberos no hallan muertos entre escombros tras accidente de caza F-18 en Virginia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington (Redacción). Los bomberos limpiaban hoy los escombros de un complejo de apartamentos de Virginia Beach (este de Estados Unidos) luego que un caza F-18 se estrelló en él ayer, provocando un gran incendio y causando nueve heridos.

El capitán del departamento de Bomberos Tim Riley dijo a la prensa que había tres personas de las que no se tenía noticias, pero indicó a la cadena NBC que no se hallaron cuerpos sin vida entre los escombros y que los socorristas ya no buscaban víctimas.

El alcalde Will Sessoms dijo a CNN que hubo nueve heridos, incluyendo los dos pilotos.

Un caza estadounidense F-18 se estrelló ayer en una zona residencial de Virginia Beach provocando importantes daños.

"Un F/A-18D del escuadrón 106 se estrelló en Virginia Beach", afirmó la Marina estadounidense en un comunicado. El aparato cayó al mediodía, poco después de su despegue de la base aeronaval de Oceana, situada a pocos kilómetros.

Los restos del aparato yacían en el jardín de atrás de algunos de los edificios luego de que los equipos de emergencia sofocaron la zona con espuma para combatir las llamas.

Las autoridades aún rastrillaban lo que queda de unos 40 apartamentos luego de que se desatara un gran incendio por la colisión, que arrancó los techos de los edificios y calcinó los pisos altos.

Los dos pilotos pudieron eyectarse, y fueron trasladados al hospital local, pero solo uno de ellos permanecía internado.

El capitán de la Marina Mark Weisgerber atribuyó el accidente a "un catastrófico malfuncionamiento mecánico" del aparato. El gobernador Bob McDonnell dijo a la cadena CNN que esperaba que se confirmara un "viernes santo milagroso", sin pérdida de vidas en el siniestro.

Las causas del accidente aún se desconocen, dijo Weisgerber, quien agregó que obligó a la tripulación -un estudiante para piloto y un instructor experimentado- a eyectarse.

Los heridos que habían sido trasladados al hospital fueron dados de alta, y que solo uno de los pilotos seguía hospitalizado.

"La tripulación marcha bien. Sufrieron algunas heridas menores y el último informe indica que los dos están bien", dijo Weisgerber a los periodistas.

Los testigos explicaron que el avión cayó bruscamente y que la fuga de combustible pudo haber aumentado la violencia del fuego.

PUBLICIDAD

"Los edificios empezaron a derrumbarse", dijo Zack Zapatero a CNN.

"No vi a nadie corriendo afuera pero escuché que había gente mayor de edad que vivía en esos edificios y eso me preocupa mucho", añadió.

Otro testigo, Jon Swain, dijo a la cadena MSNBC que el avión se estrelló contra un bloque de apartamentos.

"Había llamas que salían de la parte de atrás del aparato así que pensé que se estaba quemando o pasaba algo... pero el avión empezó a bajar y bajar", afirmó.

El F-18 es el avión de caza de la Marina estadounidense y está en servicio desde los años 80. El modelo ha sido vendido a numerosos clientes extranjeros.

El aparato accidentado pertenece al escuadrón 16 de la base Oceana, un inmenso complejo en el que trabajan casi 15.000 personas y que alberga una flota de 19 escuadrones caza cuya su misión es entrenar a los pilotos de la Marina.

Oceana cerrará por el fin de semana y reanudará las operaciones de vuelo el lunes, anunció la Fuerza Naval Aérea del Atlántico en un comunicado.

La marina dijo en un comunicado que "se continúa la coordinación con las autoridades locales, y la causa del accidente está bajo investigación".

  • Comparta este artículo
Mundo

Bomberos no hallan muertos entre escombros tras accidente de caza F-18 en Virginia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota