Mundo

'Revista Dominical'

Bombardeados por error

Actualizado el 05 de agosto de 2017 a las 10:30 pm

Dos fotógrafos de la AFP visitaron un campo de refugiados internos que en enero fueron víctimas de un ataque de las Fuerzas Aéreas Nigerianas... por equivocación.

Mundo

Bombardeados por error

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Niños posan en el campo de desplazados internos que fue bombardeado en enero de este año. (STEFAN HEUNIS/AFP)

El 17 de enero, el Campamento de Desplazados Internos (IDP) en Gwoza, al noreste de Nigeria, fue bombardeado por la Fuerza Aérea Nigeriana debido a un error logístico.

Cientos de personas resultaron heridas y asesinadas. Al menos seis trabajadores humanitarios fallecieron en un ataque que nunca debió ser.

Dos hombres preparan una tumba en el cementerio del campamento. (STEFAN HEUNIS/AFP)
Fotografía del abandonado hospital General de Rann. (STEFAN HEUNIS/AFP)

Siete meses después de que un avión de combate militar bombardeara el campamento cerca de Rann, estado de Borno, el cuartel general de defensa publicó su informe sobre el fatal incidente.

“No se esperaba que la gente se agrupara en ese lugar. Además, la ubicación no se reflejaba en el mapa operativo como una base humanitaria”, le dijo John Enenche, portavoz de la defensa al medio All Africa.

Un campo de refugiados internos al noreste de Nigeria fue confundido con un asentamiento del grupo terrorista de Boko Haram. 126 personas fueron asesinadas.

Según los militares, la falta de señalización adecuada de la zona fue responsable del ataque y se confundió el asentamiento como una congregación del grupo terrorista fundamentalista islámico de Boko Haram.

Una mujer mira a través de una ventana. Según un estudio publicado en 2015, Boko Haram supera a ISIS como el grupo terrorista más mortífero. Solo en el año 2014 se le responsabilizó de la muerte de 6.644 personas. (DOUGLAS CURRAN Y STEFAN HEUNIS/ AFP)
Babagana Jugudum, de 38 años, fue herido durante el ataque aéreo. Muestra su pie lesionado. (STEFAN HEUNIS/AFP)

El grupo se apoderó de Gwoza en julio del 2014, y lo convirtió o en la sede de su llamado califato.

A pesar de que la zona fue retomada por las tropas nigerianas en marzo de 2015, los extremistas continuaron asaltando pueblos cercanos a sus escondites en las montañas a lo largo de la frontera con Camerún.

Los desplazados internos se quejaron de la alimentación inadecuada y las duras condiciones de vida dentro del campamento.  Esto los ha obligado a buscar medios desesperados de supervivencia.

Al menos 20.000 personas han muerto desde entonces y otros 2.6 millones han sido desplazadas desde que los islamistas radicales comenzaron su rebelión en el 2009.

Mujeres se sientan con sus hijos en el Hospital General Gwoza en Gwoza. (STEFAN HEUNIS/AFP)
El personal humanitario distribuía alimentos a miles de personas cuando comenzó el ataque en este campo situado en el estado de Borno. (STEFAN HEUNIS/AFP)

Los fotógrafos de la AFP Douglas Curran y Stefan Heunis visitaron el asentamiento siete meses después para documentar las consecuencias de un error que cobró cientos de vidas, pero sobre todo, de volver a verse cara a cara con la paz.

Naciones Unidas calcula que al menos 1,8 millones de nigerianos se han visto forzados a abandonar sus hogares debido a los combates entre el Ejército y Boko Haram. (STEFAN HEUNIS/AFP)
La organización terrorista ha asesinado desde el 2009 a más de 20.000 personas en los países de la cuenca del lago Chad (Níger, Nigeria, Camerún y Chad). ( STEFAN HEUNIS/AFP)

Desde el año 2015, el grupo Boko Haram se adhirió al Estado Islámico. El grupo extremista basado principalmente en los estados del norte de Nigeria, fue responsable de 6.644 muertes en el 2014.

Las tiendas de campaña de los desplazados están al lado de una especie de laguna provocada por fuertes lluvias en Rann, noreste de Nigeria. (STEFAN HEUNIS/AFP)
Organizaciones no gubernamentales han alertado en numerosas ocasiones de que a la violencia del conflicto se le suman nefastas condiciones de vida y una emergencia nutricional en varias localidades de Borno. ( STEFAN HEUNIS/AFP)
  • Comparta este artículo
Mundo

Bombardeados por error

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Lucía Vásquez

lucia.vasquez@nacion.com

Periodista

Se unió a la Revista Dominical en el 2015. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la Universidad de Costa Rica y estudiante de Comunicación Audiovisual y Multimedial.

Ver comentarios
Regresar a la nota