Mundo

Incendio más catastrófico en cincuenta años en Brasil

Bengala lanzada en fiesta apaga 232 vidas en discoteca brasileña

Actualizado el 28 de enero de 2013 a las 12:00 am

Antro tenía aval de bomberos vencido; guardias impidieron salida, dicen testigos

Mayoría de víctimas murieron asfixiados por el tumulto y el humo

Mundo

Bengala lanzada en fiesta apaga 232 vidas en discoteca brasileña

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Santa María. AFP y EFE. Un incendio surgido tras el lanzamiento de una bengala desde el escenario de una discoteca del sur de Brasil repleta de estudiantes universitarios dejó al menos 232 muertos ayer, en su mayoría asfixiados en un tumulto por el pánico y una nube de humo negro.

En medio del caos, decenas de personas quedaron tiradas en la calle fuera de la discoteca, para desesperación de sobrevivientes y bomberos que intentaban reanimarlas y abrir agujeros en las paredes con pesados martillos con tal de rescatar más gente.

A pesar de las llamas, las puertas de la discoteca Kiss de la ciudad de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul, fueron trancadas, y decenas de personas se agolparon para intentar derribarlas y escapar, contaron testigos. Hay también 116 heridos, según el último balance oficial.

El fuego se inició en la madrugada luego de que un integrante de una banda musical que tocaba en el escenario lanzara una bengala, que alcanzó la espuma utilizada como aislante acústico en el techo, según los bomberos y testimonios.

La situación empeoró por el pánico desatado entre los asistentes debido a la rápida expansión de la humareda y porque al parecer las puertas fueron cerradas para evitar que el público saliese sin pagar, según los bomberos.

“Gritamos ‘fuego, fuego’, pero el (encargado de) seguridad abrió los brazos para mantener la puerta cerrada. Unos cinco o seis derribaron al de seguridad y tiraron la puerta abajo”, relató Murilo de Toledo, estudiante de Medicina de 26 años.

El permiso de la discoteca otorgado por los bomberos para operar “está vencido desde agosto”, indicó el comandante del cuerpo de bomberos de Rio Grande do Sul, Moisés da Silva Fuchs, a la prensa local.

Este es el segundo incendio con más muertos en la historia de Brasil, luego del fuego en un circo que dejó 533 muertos en Niterói, frente a Rio de Janeiro, en 1961, recordaron las autoridades.

La tragedia obligó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a suspender sus compromisos en Chile, en donde participaba de la Cumbre Celac-Unión Europea, y viajar inmediatamente a Santa María para reunirse con los familiares de las víctimas.

PUBLICIDAD

El ministro de Salud, Alexandre Padilha, que se desplazó hacia Santa María junto con numerosos médicos y socorristas, aseguró que tan solo un 20% de los hospitalizados sufrió quemaduras y en únicamente 16 casos estas fueron de gran extensión.

  • Comparta este artículo
Mundo

Bengala lanzada en fiesta apaga 232 vidas en discoteca brasileña

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota