Mundo

Barrio de Buenos Aires, donde vivió el nuevo Papa

Actualizado el 14 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Barrio de Buenos Aires, donde vivió el nuevo Papa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires.AFP. El nuevo Papa tiene “una relación muy especial con esta parroquia, todos los años en Semana Santa daba misa acá y lo esperábamos para este 23 de marzo”, contó el cura Gabriel, párroco de la iglesia San José de Flores, el barrio porteño donde nació y pasó su adolescencia Jorge Bergoglio.

El cura Gabriel, de 46 años, aseguró que en los confesionarios de la parroquia a su cargo fue donde “Bergoglio, a los 17 años, tuvo una revelación divina para ingresar al sacerdocio y por eso tiene una relación muy especial con esta parroquia.

”Muchas de las personas pobres que vienen a alimentarse en el comedor de la parroquia le han escrito cartas, y Bergoglio se las contestaba de puño y letra”, señaló el cura Gabriel a quien destacó como “sencillo y humilde”.

Flores, ubicado en el oeste de la capital, es un típico distrito de clase media de próspera actividad comercial con epicentro en una extensa avenida que cruza la capital, y además tiene una zona humilde donde se sitúa el estadio de San Lorenzo, el club de los amores del nuevo Pontífice. Ese equipo paradójicamente fue fundado por un cura.

No muy futbolista. Pero Bergoglio, tímido y estudioso, le dejó poco espacio al juego del futbol en el barrio, una marca indeleble de casi todos los niños argentinos a lo largo de los años, según dijeron sus amigos de la infancia.

“Cuando Jorge era chico jugaba a la pelota (al futbol) con nosotros en la plaza Herminia Brumana, acá en Flores, pero después cuando entró al noviciado estaba siempre estudiando: pasaba por allí los sábados, nos veía jugando, nos saludaba y se iba”, recordó Osvaldo Dapueto, de 68 años, uno de sus amigos en la niñez, cuyo padre odontónlogo atendía a toda la familia del Papa.

Idéntica descripción hizo Rafael Musolino, de 76 años, quien vivía en la misma casa que Bergoglio, en la calle Membrillar 531 de Flores, un inmueble compartido por varias familias, como era habitual en Buenos Aires en las primeras décadas del siglo pasado, aunque su casa solo conserva un patio interior de la construcción original.

“Era muy estudioso, cuando entró al seminario solo pasaba para saludar, pero no jugaba”, rememoró Musolino casado con Martha Laera, de 71 años, quienes con Bergoglio eran amigos inseparables en la infancia.

PUBLICIDAD

También en ese barrio, conocido como “República de Flores”, de edificios altos en su zona central pero con casas bajas en las zonas más alejadas, Bergoglio cursó la educación preescolar.

  • Comparta este artículo
Mundo

Barrio de Buenos Aires, donde vivió el nuevo Papa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota