Mundo

Asesinatos ocurrieron en Sudán del Sur

Ataque a ganaderos deja al menos 100 víctimas

Actualizado el 11 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Autores de la matanza agredieron a grupo con armas automáticas

Región es epicentro de violencia constante entre diversas etnias

Mundo

Ataque a ganaderos deja al menos 100 víctimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jartum. AFP. Al menos 100 personas murieron en un ataque de milicianos tribales rebeldes contra ganaderos del clan Lou Nuer en el estado Jonglei, en Sudán del Sur, informó Kuol Manyang, gobernador del citado estado.

Según las autoridades, el ataque ocurrió en viernes cuando los criadores de ganado, de la etnia Lou Nuer, conducían a las reses desde Walgak, en el este sursudanés, hacia el norte del país. Los ganaderos iban escoltados por un pelotón del Ejército, dijo Manyang.

El grupo de hombres armados con fusiles automáticos cortó la caravana con un ataque que costó la vida a al menos 103 personas, entre ellas, 14 militares.

La población de Walgak había iniciado una migración hacia regiones más húmedas con su ganado “y eran escoltadas por un pelotón del Ejército, pero fueron atacadas por una fuerza enorme con armas automáticas”, dijo el gobernador de Jonglei, Kuol Manyang.

De acuerdo con Manyang, el ataque “dejó 103 personas muertas”, 14 de ellos soldados del Ejército. Las otras víctimas, dijo, eran todas civiles, incluyendo mujeres y niños.

Foco de violencia. Desde su independencia de Sudán en el 2011, Sudán del Sur, un país productor de petróleo, ha tenido dificultades para ejercer un control sobre algunos territorios remotos, donde abundan los grupos armados tras una guerra civil ocurrida entre 1983 y 2005 debido a rivalidades étnicas.

El portavoz adjunto del Ejército, Kella Kueth, informó de que además existe de la desaparición de medio millar de personas.

Según el gobernador Manyang, los asaltantes eran civiles y rebeldes, de la etnia Murle, originaria del condado de Pibor.

Jonglei es el escenario de continuos enfrentamientos entre rebeldes y militares.

El ministro sursudanés de Información, Barnaba Marial Benjamin, manifestó que la actividad de los rebeldes y la tensión entre las distintas tribus se han incrementado en los últimos días en Jonglei.

En enero, la violencia interétnica dejó al menos unos 150 muertos y obligó a desplazarse a más de 60.000 personas a otros sitios.

A finales de 2011, un ataque organizado por unos 6.000 jóvenes de la etnia Lou Nuer contra sudaneses Murle se saldó con la muerte de unas 600 personas. Desde esa masacre, la ONU calcula que actos de represión han causado la muerte a otras 300 personas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ataque a ganaderos deja al menos 100 víctimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota