Mundo

Reacción tras arresto de colombiano

Argentina descarta ser un refugio para narcos

Actualizado el 02 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Viceministro de Seguridad dijo que jefe de cartel solo estaba de paso

Prensa sospecha que detenido tenía casas y vivía en exclusivo barrio

Mundo

Argentina descarta ser un refugio para narcos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni (izq.), el miércoles tras anunciar la detención de Henry de Jesús Lopez, alias Mi Sangre. | AFP.
ampliar
El secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni (izq.), el miércoles tras anunciar la detención de Henry de Jesús Lopez, alias Mi Sangre. | AFP.

Buenos Aires. AFP. El Gobierno argentino desestimó ayer que en su territorio se estén radicando narcotraficantes en forma permanente, luego de la detención el martes, cerca de Buenos Aires, de Henry de Jesús López Londoño, alias Mi Sangre, un jefe del cartel colombiano Los Urabeños.

“No es presencia en la Argentina , no es que viven y se radican acá, están un tiempo acá y se van a otro país. Van rotando permanentemente. Mi Sangre es un exparamilitar que viene de la lucha armada de Colombia”, dijo ayer el viceministro de Seguridad, Sergio Berni.

Eso “no ocurre solo en Argentina , pasa en el mundo”, sostuvo Berni al ser consultado sobre la radicación de narcos colombianos en los últimos años.

“El narcotraficante Mi Sangre no es la excepción. Como él, hay muchos narcotraficantes que se mueven en todo el mundo, sobre todo cerca de la zonas de producción (de droga) como Sudamérica o Centroamérica y tejen las redes de organizaciones narcocriminales”, añadió el funcionario.

El jefe narco, considerado el mayor financista de Los Urabeños , herederos de los grupos paramilitares desmovilizados de Colombia, había ingresado a Argentina a fines del año pasado con un pasaporte apócrifo de Venezuela.

López Londoño, de 41 años, fue arrestado la noche del martes mientras cenaba junto a sus custodios en un restaurante de la ciudad de Pilar, 50 kilómetros al norte de Buenos Aires, una exclusiva zona de barrios cerrados, donde residía y, según la prensa, al parecer tenía varias casas.

La Justicia argentina investiga además si el narcotraficante apresado está implicado en el homicidio de dos ciudadanos colombianos, Jorge Quintero y Héctor Duque, asesinados en julio de 2008 en el estacionamiento de un centro comercial en la periferia norte de Buenos Aires, dijo una fuente judicial citada por la agencia estatal Télam.

También se examina si tenía vínculos con los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá, dos argentinos detenidos en España al ser descubiertos en enero del 2011 con un cargamento de casi una tonelada de cocaína oculta en uno de sus aviones privados.

Varios narcotraficantes colombianos han sido detenidos en los últimos años en Argentina , considerado un país de alto consumo y de tránsito de drogas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Argentina descarta ser un refugio para narcos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota