Mundo

El misil que no disparó

Amenaza de Corea del Norte de lanzar un misil queda para ‘abril’

Actualizado el 17 de abril de 2013 a las 12:00 am

Intimidación pasó inadvertida por altos funcionarios del Gobierno surcoreano

Festejo de régimen comunista pudo haberlo disuadido de disparar proyectil

Mundo

Amenaza de Corea del Norte de lanzar un misil queda para ‘abril’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Seúl. Era el día en que la amenaza de guerra de Corea del Norte se podría concretar con el lanzamiento de un misil de medio alcance . Pero el primer ministro surcoreano, Jung Hongwon, salió a la calle vestido de traje entero azul y llegó al centro de prensa junto a la alcaldía a saludar a periodistas foráneos.

Este hombre pequeño y que figura como un “ministro de la Presidencia”, repartió sonrisas, muchos apretones de mano y al tomar el micrófono sorprendió por lo que no dijo: rehuyó hablar de la crisis nuclear y solo la aludió con una frase: “El pueblo coreano quiere la paz”. Su mensaje duró dos minutos.

Una hora después entró al centro el ministro de Relaciones Exteriores, Yun Byung-se, también vestido de azul, sonriente y juvenil, que en nada aparenta los 60 años que tiene. Sí habló de la crisis y la frase que más repitió durante una hora de mensaje fue: “Pedimos a Norcorea cesar la provocación”.

En un día (el lunes) que el mundo preveía que Corea del Norte podría pasar de las palabras a los hechos con el misil Musudan , que tiene un alcance de 2.000 a 4.000 km (nadie tiene clara la distancia a la que llega porque no ha sido probado), los altos funcionarios del Gobierno que se estrenó hace casi dos meses, el 25 de febrero, hicieron vida normal.

Igual lo hizo el presidente del Congreso, Kang Chang Hee, quien más tarde, también vestido de azul impecable, atendió a 100 periodistas extranjeros e incluso les ofreció una cena al aire libre, entre árboles sin hojas en esta primavera que tiene temperaturas nocturnas menores a nueve grados Celsius.

Al mismo tono. El mensaje de los tres estaba claro: Pionyang podrá amenazar ,pero en Seúl la vida sigue como si nada. Eso sí, los tres estaban a la expectativa del eventual misil y solo el canciller fue más directo cuando preguntó a los periodistas: “¿Quién no está preocupado?”. Muchos levantaron la mano. Y él agregó que los coreanos también lo están.

No obstante, Yun, quien apenas tiene un mes en el cargo, dijo: “Yo quiero dejar un punto claro: Corea del Norte no ha sido y nunca será exitosa en su intento” de desestabilizar la península que comparten estos dos países, divididos desde 1945 tras la II Guerra Mundial.

PUBLICIDAD

En esta península asiática, los mandos se están estrenando. Están en proceso de afianzamiento. Por eso las amenazas de Kim Jong-un, quien lleva poco más de un año en el cargo en Pionyang. Acá, en Seúl, la presidenta Park Geun-hye se estrenó hace casi dos meses y ella lo contrarresta con mano de hierro llamando a la calma.

Mientras Yun Byung-se, Jung Hongwon y Kang Chang Hee atendían sonrientes a la prensa, a 200 kilómetros, en Pionyang, se mostraba el poderío militar y una fiesta nacional. Era el día del fundador de la República, Kim II Sung, fallecido en 1994, quien cumpliría 100 años. Por ese festejo, se preveía el lanzamiento del misil. No ocurrió.

Acá, en Seúl, se cree que el festejo del régimen norcoreano por el natalicio del abuelo del actual gobernante lo hizo evitar el disparo. Ahora, en medios locales de Corea del Sur se especula una nueva fecha: queda para “abril”. Nadie sabe si ocurrirá o no.

  • Comparta este artículo
Mundo

Amenaza de Corea del Norte de lanzar un misil queda para ‘abril’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota