Mundo

Malia y Sasha Obama dejan la niñez

Adolescencia se abre campo en la Casa Blanca

Actualizado el 18 de enero de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Adolescencia se abre campo en la Casa Blanca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Barack  y  Michelle Obama, acompañados pro sus hijas  Malia y Sasha cuando se aprestaban a abordar – en noviembre– el Air Force One. | AFP
ampliar
Barack y Michelle Obama, acompañados pro sus hijas Malia y Sasha cuando se aprestaban a abordar – en noviembre– el Air Force One. | AFP

Washington. AFP. Malia, de 14 años, y Sasha Obama, de 11, no eran muy mayores cuando llegaron hace cuatro años a la Casa Blanca: muy a la vista, pero poco expuestas, se alistan para pasar ahora, en los próximos cuatro años, a la adolescencia.

“Barack y yo nos damos cuenta de cómo pasa el tiempo viendo cuánto han crecido las niñas”, confesaba recientemente Michelle Obama, esposa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una entrevista en televisión.

Hace cuatro años, la pequeña Sasha, la niña más pequeña en mudarse a la Casa Blanca desde “John John” Kennedy, trotaba por la Casa Blanca como mandaban sus siete años, mientras que Malia, ya más esbelta, apenas llegaba a los hombros de su madre con diez años.

Cuatro años más tarde, Sasha, normalmente pegada a su padre en las fotos, tiene ya la silueta de una joven, mientras que su hermana mayor, cada vez más alta y delgada, con su 1,80 de estatura.

El matrimonio Obama jamás dudó en hablar de sus hijas, a las que describen en las entrevistas como “formidables, inteligentes, trabajadoras y preocupadas por los demás”, aunque siempre dispusieron todos los medios a su alcance para proteger sus vidas privadas, una regla que ha sido respetada por los medios de comunicación.

Malia y Sasha solo han aparecido ante las cámaras cuando sus padres lo han decidido: junto al árbol de Navidad, con el pavo durante la festividad de Acción de Gracias, en el escenario de la Convención Nacional Demócrata o en las subidas y bajadas de los aviones.

Lo que sí se sabe es que todos los días acuden, debidamente escoltadas por el Servicio Secreto, a la escuela privada Sidwell Friends de Washington D C.

  • Comparta este artículo
Mundo

Adolescencia se abre campo en la Casa Blanca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota