Mundo

Reino Unido abre urnas para elegir parlamento

Actualizado el 07 de mayo de 2015 a las 12:52 am

Mundo

Reino Unido abre urnas para elegir parlamento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El líder del UKIP, Nigel Farage, a su llegada a un colegio electoral para ejercer su derecho al voto en Ramsgate en Kent (Reino Unido). (EFE.)

Londres.

Los colegios electorales del Reino Unido abrieron este jueves por la mañana en unas elecciones que decidirán el próximo primer ministro y que se presentan como las más reñidas en décadas.

Los centros abrieron a las 7 a. m., (hora local) y cerrarán a las 10 p. m., para los millones de electores, unos 45, se estima, aunque la cifra exacta no ha sido difundida por la comisión electoral.

Inmediatamente después del cierre de los centros, se publicará un sondeo, pero los resultados oficiales definitivos no se conocerán hasta el viernes.

El actual primer ministro, el conservador David Cameron, o el líder laborista, Ed Miliband, serán los próximos jefes de gobierno, pero las encuestas pronostican que sus partidos no conseguirán la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes y necesitarán el apoyo de otros partidos para formar gobierno.

"Estas elecciones me recuerdan a lo que Winston Churchill pensaba de Rusia: una adivinanza envuelta en un misterio dentro de un enigma", resumió Bernard Ingham, quien fue jefe de prensa de Margaret Thatcher.

En ese contexto, el ascenso de los nacionalistas escoceses de Nicola Sturgeon se ha convertido en el gran tema de campaña porque podrían encontrarse con las llaves del poder en Londres al tiempo que defienden la independencia de Escocia.

Los demoliberales de Nick Clegg, que ya formaron parte de la coalición liderada por Cameron en esta legislatura, se perfilan también como objetos del cortejo del partido que logre más diputados.

Los candidatos votarán temprano. Cameron lo hará en Witney, en el condado de Oxfordshire, en el sur de Inglaterra; Miliband en Sutton, en North Yorkshire, en el norte de Inglaterra, y Clegg en Sheffield Hallam, también en el norte.

Sin datos. No está permitido publicar durante la jornada electoral comentarios partidistas o nuevos sondeos, pero las últimas encuestas antes de la conclusión de la campaña daban a los conservadores una ligera ventaja sobre los laboristas que podría no bastarles, porque estos últimos parecen en mejor medida de sumar a otros partidos a un acuerdo de gobierno.

Según el sondeo de sondeos de la BBC, los conservadores recibirán el apoyo del 34% del electorado, los laboristas el 33%, el Partido para la Independencia del Reino Unido (Ukip) el 13%, los demoliberales el 8%, los Verdes el 5% y "otros", entre ellos el SNP, el 5%.

Pero el particular sistema electoral británico -un escaño por circunscripción para el partido que llegue en primer lugar-, hace que esos porcentajes se traduzcan en los siguientes escaños, según una proyección de The Guardian: 276 escaños para el Partido Conservador, 269 para el Partido Laborista, 53 para el SNP, 27 para los demoliberales, 3 para el Ukip y 21 para otros.

Las negociaciones para la formación de gobierno no deberían alargarse más allá del 27 de mayo, cuando está previsto el discurso que la reina Isabel II pronuncia anualmente en el Parlamento y en el que esboza los proyectos del primer ministro para los doce meses siguientes.

Están en juego un total de 650 escaños en la Cámara de los Comunes por circunscripciones de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Cada circunscripción comprende a unos 70.000 votantes representados por un miembro del parlamento (MP, como se les llama a secas).

Además, hay elecciones municipales en la mayor parte de Inglaterra, salvo en Londres.

Si ningún partido obtiene la mayoría absoluta, se da lo que se conoce como "un parlamento ahorcado". El primer ministro y el gobierno de turno se mantendrían en el cargo para el futuro inmediato hasta que prosperen las negociaciones entre partidos para formar una coalición o acordar apoyos puntuales que permitan la supervivencia de un gobierno.

Si hay dos o más fórmulas posibles de gobierno (por ejemplo laboristas más nacionalistas escoceses y conservadores más liberales), los propios partidos deben sentarse a discutir cuál de ellas sería más fuerte en la Cámara de los Comunes.

El actual primer ministro dimitirá cuando esté claro que alguien puede gobernar con garantías, si no es él.

Esa persona irá entonces al palacio de Buckingham, donde la reina le encargará la formación de un nuevo gobierno y que esté al frente del mismo.

  • Comparta este artículo
Mundo

Reino Unido abre urnas para elegir parlamento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota