Guardas privados y barreras metálicas en los accesos marcaron día de promociones

Por: Juan Fernando Lara 17 noviembre, 2013
 En el Walmart de San Sebastián (San José) ayer se amplió la presencia de agentes de seguridad. | FABIÁN HERNÁNDEZ.
En el Walmart de San Sebastián (San José) ayer se amplió la presencia de agentes de seguridad. | FABIÁN HERNÁNDEZ.

Entre barandas, gente ingresaba ayer en zigzag. | FABIÁN HERNÁNDEZ.
Entre barandas, gente ingresaba ayer en zigzag. | FABIÁN HERNÁNDEZ.

Nunca entrar en un supermercado Walmart se pareció tanto a un control migratorio. Había agentes de seguridad por doquier, barandas metálicas para guiar el ingreso en zigzag de la gente, cámaras de video y anaqueles a la entrada puestos como barreras.

Esas fueron algunas medidas de seguridad que la cadena desplegó entre el viernes y ayer con motivo de una actividad comercial llamada “el día más barato del año”.

Un recorrido de La Nación confirmó el operativo. El asunto fue más visible en el Walmart de San Sebastián, en San José.

Ese sitio fue escenario de desmanes luego un sorpresivo cambio de precio en unos televisores en “el día más barato del año” del 2012. Esto enojó a clientes proclives a comprar con la referencia original.

La Comisión Nacional del Consumidor multó a la cadena con ¢4.395.000: se le atribuyó escasa información y publicidad engañosa.

“Este año tuvimos coordinación y apoyo de seguridad privada para ofrecer una experiencia cómoda y segura”, refirió Lupita Mora, coordinadora de asuntos corporativos de Walmart Costa Rica.

Por ejemplo, añadió, en el 2013, su jornada especial incluyó los ocho supermercados Walmart y por primera vez los 26 MaxiPalí. Esto diluyó el flujo de clientes pues buscaron ofertas entre más puntos de venta.

Además, las personas tenían una sola entrada en los establecimientos, y una salida, y hubo anaqueles de mercadería con varios metros de altura en la entrada como para evitar aglomeraciones.

Frialdad comercial. Ayer por la mañana y entrada la tarde, la afluencia de compradores era moderada en Walmart, Cemaco, las tiendas Play y los centros comerciales Multiplaza del Este y Terramall. Las presas del tránsito vendrán en la próxima quincena.

Sin aguinaldos aún depositados y a doce días de las promociones del “viernes negro”, la de ayer fue una jornada comercial fría a tono con el viento y las nubes grises que cubrieron la meseta central.

“Hoy está muy tranquilo, pero lo más fuerte será la otra semana, con el viernes negro”, refirió Óscar Cruz, responsable de la tienda Play cerca de la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote.