175 extranjeros se inscribieron en el programa y 40 ya están ayudando

 19 julio, 2009
 Los conversatorios en Liberia se realizan los martes a las 5 p. m., en la Universidad Técnica Nacional. | INGRID MORALES
Los conversatorios en Liberia se realizan los martes a las 5 p. m., en la Universidad Técnica Nacional. | INGRID MORALES

Ciudadanos de países de habla inglesa que viven, trabajan o estudian en Costa Rica donan al menos una hora semanal para practicar Inglés con costarricenses.

Ellos son parte del plan de voluntarios que dirige Costa Rica Multilingüe, que procura mejorar el nivel de Inglés de los ticos.

En el país hay registradas 33.000 personas de habla inglesa, de ellas, 175 se reclutaron para practicar con los nacionales, dijo Katherine Stanley, quien está a cargo del programa de voluntarios.

No obstante, por el momento solo 40 de ellos se encuentran integrados en los conversatorios.

El resto está a la espera de que se conformen los grupos de estudiantes, cuyo requisito es ser mayor de edad y tener un dominio intermedio de Inglés. Estos grupos tienen que estar en la misma comunidad en que vive el voluntario.

“La mayoría de los estudiantes son docentes del Ministerio de Educación Pública (MEP) pues son nuestra prioridad”, dijo Stanley.

La directora del programa dijo que cada voluntario habla con un máximo de tres estudiantes al mismo tiempo, con el fin de que todos puedan practicar.

La ventaja del programa es que los costarricenses conocen diferentes acentos, pues algunos voluntarios son originarios de Estados Unidos, otros de Canadá y también hay algunos de Europa.

Cada grupo trabaja durante una hora a la semana y son supervisados por un profesor.

Casos. James Overstreet es uno de los voluntarios y ayuda a dos grupos en Santo Domingo de Heredia.

Overstreet se pensionó hace siete años y dejó Estados Unidos para vivir en esa comunidad herediana.

“El programa es maravilloso, estoy muy feliz de ayudar. Los participantes aprenden de todo, al principio hablaban poquito y ahora solo hablan y hablan y hablan en Inglés”, resaltó Overstreet.

Este voluntario dijo que la semana pasada abordaron el tema de la familia y en la próxima clase hablarán sobre la comunidad.

Otra persona que ayuda a los costarricenses a mejorar el nivel de Inglés es Philipp Otto, estudiante de Alemania que hace una pasantía en nuestro país.

“Me parece muy interesante el programa porque los jóvenes practican el idioma”, señaló.

Raphael Davy, francés que también es voluntario, dijo que “es muy divertido y a la vez me permite ayudar a la comunidad”.

Henry Méndez, profesor que supervisa los conversatorios en Liberia y Cañas, manifestó que los beneficiados son alumnos de la carrera de Inglés como segunda lengua.

“Los estudiantes tienen problemas al conversar pero con este programa adquieren fluidez, mejoran la pronunciación y aprenden más vocabulario”, indicó Méndez.

Etiquetado como: