Por: Alejandra Vargas M. 6 abril, 2015

Al menos una erupción de dimensiones similares a la ocurrida entre el 12 y 13 de marzo de este año se registró ayer en el volcán Turrialba, confirmaron varios especialistas del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la Universidad Nacional (UNA), y de la Red Sismológica Nacional (RSN UCR - ICE).

Mauricio Mora, experto en sismología volcánica de la RSN, reportó que se produjeron al menos dos erupciones en el coloso y tres episodios de tremor principales (vibraciones sísmicas en el cono).

El sismólogo Marino Protti, del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica, comentó que el Turrialba inició el proceso de erupción a las 11:17 a. m. con una señal sísmica fuerte, y a las 11:22 a. m. comenzó también con la expulsión de gases y cenizas.

El científico indicó que ocurrió el rompimiento de una especie de “sello”, lo que facilitó la salida de material volcánico. Se restauró así el llamado proceso de desgasificación (mediante el que salen emanaciones de gas).

Ese comportamiento del volcán “está dentro de lo normal y de lo que ha ocurrido en el ultimo año. El proceso continúa con emanación de gases con mayor intensidad”, añadió.

Como parte de ese fenómeno, se reportó una caída de ceniza en sectores como Coronado, Guadalupe, Tres Ríos, San Pedro, Desamparados y Escazú.

“Luego de la erupción de esta mañana, el Turrialba se ha mantenido emitiendo gas y vapor. La actividad sísmica mostró un pico antes y durante la erupción, pero el nivel de actividad sísmica ha disminuido relativamente luego del episodio de hoy”, precisó una geoquímica de la UNA, María Martínez.

El director de la Fuerza Pública, comisario Juan José Andrade, anunció ayer que, como medida de seguridad, se evacuó la zona del coloso y se instalaron puestos de prevención para evitar el ingreso de curiosos.

En los próximos días, los sismólogos del Ovsicori estarán examinando en detalle las señales sísmicas asociadas a la erupción de cenizas –como la de ayer– para determinar si el llamado régimen magmático hidrotermal del volcán Turrialba muestra cambios relevantes.

“Esto es de suma importancia para determinar la evolución que esta siguiendo la actividad del volcán Turrialba”, reconoció Martínez.