Ministerio exige contrato con clientes, parqueos, pólizas y placas metálicas

Por: Diego Bosque 28 febrero, 2015
Una forma usual de protesta entre porteadores ha sido bloquear calles. De nuevo amenazan con hacerlo la otra semana. | ARCHIVO /ALONSO TENORIO
Una forma usual de protesta entre porteadores ha sido bloquear calles. De nuevo amenazan con hacerlo la otra semana. | ARCHIVO /ALONSO TENORIO

La Cámara Costarricense de Servicio Especial Estable de Taxi consideró arbitrarias las reglas propuestas por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para regular esa actividad comercial.

El reglamento, elaborado por el Consejo de Transporte Público (CTP), establece que los transportistas deben contar con un contrato para cada uno de sus clientes, portar placas metálicas, pólizas de seguros y mantener vehículos con una antigüedad no mayor a diez años.

Además, el CTP señala que cada sociedad que agrupe a porteadores debe contar con un parqueo para el 100% de sus afiliados, entre otras condiciones.

Los transportistas rechazan por completo el documento y argumentan que no fueron consultados para su elaboración.

Byron Marcos, presidente de la Cámara, aseguró que si no son atendidos por las autoridades del CTP, se manifestarán en las calles la próxima semana.

“Hacen una reglamentación nefasta, no hay forma de cómo cumplirla (...). El punto más grave es la imposición de una placa metálica”, manifestó el líder.

En la actualidad, los vehículos autorizados para el Servicio Especial Estable de Taxi (SEE) solo se identifican con una calcomanía circular que indica el número de permiso de cada sociedad y el código del conductor.

Según la Cámara, en el país hay 2.800 carros autorizados para SEE y 585 microbuses. Esta organiza agrupa a 2.100 permisionarios, aproximadamente.

Por su parte, Mario Zárate, director del CTP, sostuvo que esa entidad no debía consultar al gremio de transportistas para la preparación del reglamento.

“Nosotros no tenemos por qué consultarles a ellos (porteadores) previo a la elaboración; para eso se da un plazo de diez días hábiles después de hecho, para que los interesados presenten sus objeciones”, sostuvo Zárate.

El documento fue publicado el viernes 20 de febrero en el diario oficial La Gaceta.

Marcos admitió que los bloqueos de carreteras les generan anticuerpos en la opinión pública, pero reiteró que si no los atienden, irán a las calles.

“Es falso que no los hemos atendido; he estado en reuniones con ellos”, concluyó Zárate.