21 mayo, 2016
En el 2015, los diputados le pidieron cuentas a Pujol. | ARCHIVO.
En el 2015, los diputados le pidieron cuentas a Pujol. | ARCHIVO.

Las críticas sobre su gestión no van a provocar que Rosendo Pujol renuncie a su cargo como jerarca del Ministerio de Vivienda, según él mismo asegura.

“Es completamente erróneo pensar que un ministro que, antes de este puesto, en realidad no estaba en el sistema, a los dos años va a tirar la toalla, ¡eso es un ridículo! Estamos a toda marcha hasta y hasta el último día, porque no tengo aspiraciones políticas”, enfatizó.

Diputados de oposición le reclaman a Pujol una supuesta baja entrega de bonos para las personas más pobres.

“Ellos (el Ministerio) maquillaron los datos. El año pasado disponían de recursos para varios proyectos, pero no los han ejecutado”, manifestó el legislador Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana.

El mismo reclamo hace Gerardo Vargas Rojas, del Partido Unidad Social Cristiana.

Ambos congresistas son parte del grupo de siete fracciones que, el año pasado, llamó a Pujol al plenario, para rendir cuentas sobre la entrega de ayudas para combatir la pobreza.

Por su parte, el jerarca desmiente las acusaciones, asegurando que ha entregado 21.000 bonos, mientras que en el mismo periodo, el Gobierno anterior había otorgado 19.800.

Pujol señaló que sus funcionarios están sacando adelante otros retos que, según se le reprochó, no iba a poder encarar. Entre ellos está la reubicación de familias del Triángulo Solidario, en Calle Blancos, para poder construir el tramo norte de la vía de Circunvalación.

Etiquetado como: