Por: Alberto Barrantes C. 7 marzo, 2015

El Registro Inmobiliario atiende unos 2.500 líos entre vecinos al año para corregir inconsistencias de los planos y el nuevo mapa de catastro del país.

El 80% de las inconsistencias entre propietarios se resuelven mediante el Registro Inmobiliario, en Zapote. | MARIO ROJAS
El 80% de las inconsistencias entre propietarios se resuelven mediante el Registro Inmobiliario, en Zapote. | MARIO ROJAS

A la fecha, hay 800.000 dueños de propiedades, quienes tienen la oportunidad de revisar los datos de su terreno en el Registro Inmobiliario, en Zapote.

Las parcelas en los siguientes cantones ya fueron catastrados, por lo cual la información se puede constatar en el Registro Inmobiliario: Santo Domingo, San Isidro, Belén y San Pablo. Cartago, Paraíso, La Unión, Jiménez y Alvarado.

En Limón es posible corroborar las medidas exactas de los lotes de Siquirres y Matina, mientras que en Guanacaste en los cantones de Bagaces, Cañas, Carrillo, Hojancha, Nicoya, Santa Cruz y Nandayure.

En Alajuela podrán verificar los dueños de terrenos en Atenas, Grecia, Naranjo, Orotina, Palmares, Poás, San Mateo y Valverde Vega y en el Pacífico, los de Puntarenas y Esparza.

Las personas que no están de acuerdo con la información de su lote, pueden presentar un reclamo administrativo ante el Registro Inmobiliario, división catastral.

“De todos los reclamos, se logran resolver el 80% de las diferencias entre los propietarios”, dijo Óscar Rodríguez, director de Registro Inmobiliario.

Si existiera un conflicto entre propietarios, se les ofrece utilizar el sistema de resolución alternativa de conflictos, en la cual se pueden poner de acuerdo y hacer la corrección en el Registro.

Una vez resuelto el reclamo, el Poder Ejecutivo publica un decreto que declara esa zona como catastrada.

“Lo que la gente debe entender es que un plano no lo hace dueño de esa propiedad, de ahí la importancia de verificar los datos y corroborar las medidas exactas y los límites que tiene la propiedad”, agregó Enrique Alvarado, el subdirector de Registro Inmobiliario.