16 abril, 2014

Quepos. Fernando Jiménez, de 75 años, y Juan Vallejos, de 69, tienen una delicada misión en estos días: acicalar las imágenes religiosas para la Semana Mayor.

Así lo han hecho a lo largo de dos décadas. Desde hace un mes, estos vecinos de Quepos comenzaron a organizar las procesiones de la parroquia local.

Estos dos hombres son conocidos en esta ciudad como “la yunta de las procesiones de Quepos”.

“A nosotros lo que nos tiene aquí es la pasión por la Semana Santa; esto es fe. La Iglesia nos ha dado tanto en la vida que desde hace 20 años decidimos devolverle a Dios y al pueblo nuestro esfuerzo. Es un trabajo voluntario que realizamos en equipo”, indicó Jiménez.

En las calles es normal que las personas los detengan para pedirles detalles de las actividades.

Vallejos cuenta que esta labor la van a realizar hasta que Dios se los permita, pero desde ya piensan en heredar el trabajo.

Necesitan reemplazos que quiera aprender las labores “al pie de la letra”. “No es cualquiera el que va a poder organizar la Semana Santa de Quepos. Esto requiere muchos años de práctica y esfuerzo para poder llevarlo a cabo”, añadió Vallejos. Ellos comentan que en más de una ocasión se han encontrado santos quebrados, sin dedos o sin algunas partes.

Fernando Jiménez (izquierda) y Juan Vallejos acicalaron el Santo Sepulcro.
Fernando Jiménez (izquierda) y Juan Vallejos acicalaron el Santo Sepulcro.

Una de las joyas que estos quepeños limpian con más esmero es el Santo Sepulcro, proveniente de España. Según cuentan, en 1950 la Compañía Bananera donó a la parroquia esta reliquia. Fue traída en barco por esa empresa.

A ellos les ilusiona que con mayor frecuencia turistas extranjeros toman parte de las actividades religiosas de Semana Santa.

Etiquetado como: