En 13 años Costa Rica ha reconocido a 12.700 personas como refugiadas

Por: Manuel Herrera 17 octubre, 2013
El acuerdo fue firmado por Luis Antonio Sobrado (centro), jerarca del TSE y por Roberto Mignone (derecha) de ACNUR.
El acuerdo fue firmado por Luis Antonio Sobrado (centro), jerarca del TSE y por Roberto Mignone (derecha) de ACNUR.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), suscribieron un convenio para facilitar información sobre el proceso de naturalización en refugiados y personas apátridas.

El acuerdo fue firmado –el pasado 11 de octubre– por Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE, y el representante del ACNUR, Roberto Mignone. Gioconda Ubeda, ministra a.i. de Relaciones Exteriores, participó como testigo de honor.

Los refugiados son todas aquellas personas que debido a fundados temores de ser perseguidas por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad.

Mientras que las personas apátridas son aquellas que ningún país reconoce como ciudadano.

Con la alianza el órgano electoral se compromete a capacitar a personeros del ACNUR sobre los trámites de naturalización y legislación vigente en el país, por su parte, el ACNUR asesorará al Tribunal en el manejo de los datos referentes a esos grupos migratorios.

Mediante un comunicado, la oficina de prensa del TSE informó que en principio el convenio regirá por tres años, con posibilidad de prórroga.

Desde el año 2002, Costa Rica ha reconocido a 12.700 personas como refugiadas.