Los magistrados del Tribunal Supremo de Elecciones aceptaron la solicitud de las autoridades del Frente Amplio, ante una publicación que liga a colaboradores del colombiano Andrés Sepúlveda con la campaña de Johnny Araya

Por: Aarón Sequeira 5 abril, 2016
El artículo de Bloomberg Businessweek titulado:
El artículo de Bloomberg Businessweek titulado: "Cómo Hackear una Elección", sobre Andrés Sepúlveda se publicó ayer jueves.

El Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) dispuso a abrir una investigación, tal como la solicitaron autoridades del partido Frente Amplio (FA), sobre la supuesta participación de un experto informático o sus colaboradores en la campaña presidencial del 2014.

Los magistrados tomaron la resolución este martes por la mañana, luego de analizar la petición de la presidenta del comité ejecutivo del FA, Patricia Mora, y del jefe de la fracción legislativa de esa agrupación, Gerardo Vargas Varela.

En su disposición, el TSE le solicitó a Héctor Fernández, director general del Registro Electoral y de Financiamiento de Partidos Políticos, proceder con la pesquisa tal como lo pidieron Mora y Vargas.

El pasado 31 de marzo, la revista Bloomberg Newsweek publicó una amplia entrevista con el hacker Andrés Sepúlveda, quien reconoció haber manipulado campañas políticas en el continente americano durante ocho años. Reconoció además haber tenido una participación en la campaña del excandidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN) Johnny Araya.

La solicitud frenteamplista para abrir la investigación pretende determinar si hubo "irregularidades en el proceso electoral 2014 -con base en una publicación internacional- y verificar si la contratación del señor Andrés Sepúlveda (supuesto hacker de elecciones) fue reportada por el partido Liberación Nacional", tal como lo detalla la disposición de los magistrados.

Según relató el experto informático a Bloomberg, por años fue parte de varias campañas sucias, mediante tácticas que implicaban interferir llamadas telefónicas, hackear sitios web, robar bases de contactos, enviar mensajes masivos o crear cuentas falsas en Twitter y Facebook para manipular a la opinión pública.

No obstante, Sepúlveda aseguró que él hizo en Costa Rica "un trabajo más normal".

El pirata informático sí reconoció a ese medio haber hecho trabajo sucio en otros países como México, Colombia, Venezuela y Nicaragua.

Según detalló Andrew Willis, uno de los tres periodistas que redactó el artículo, corresponsal de la agencia de noticias Bloomberg en Colombia, Sepúlveda detalló que el trabajo en Costa Rica duró pocos días, se produjo a principios del 2013 y se realizó a solicitud del estratega político Juan José Rendón, de origen venezolano y radicado en Miami, Estados Unidos.

Además de la solicitud al TSE, las autoridades frenteamplistas también pidieron al fiscal general, Jorge Chavarría, que abra un expediente sobre ese caso y envíe fiscales a Colombia, donde permanece preso Sepúlveda, sentenciado por espionaje, hackeo y otros crímenes informáticos, para que le tomen la declaración al hacker.

Consultados por La Nación, tanto Araya como su exjefe de campaña, el diputado liberacionista Antonio Álvarez Desanti, negaron cualquier relación con Sepúlveda o con Rendón.

Sin embargo, e n el artículo de Bloomberg Businessweek se establece que, según Sepúlveda, era posible que muchos de los candidatos que ayudó no estuvieran al tanto de su función, ya que solo conoció a pocos de ellos.