Arroz cantonés, yuca y repollo tenían dos tipos de bacteria que provocan diarrea

Por: Luis Miguel Herrera C. 28 diciembre, 2013
Los chinamos de ventas de comida que fueron cerrados temporalmente por el Ministerio de Salud tras vender comida contaminada permanecían sin operar ayer antes del mediodía. | LUIS NAVARRO.
Los chinamos de ventas de comida que fueron cerrados temporalmente por el Ministerio de Salud tras vender comida contaminada permanecían sin operar ayer antes del mediodía. | LUIS NAVARRO.

Tres chinamos – dos ubicados en el campo ferial de Zapote y uno en Curridabat– vendieron comida contaminada, según confirmaron voceros del Ministerio de Salud que hicieron inspecciones y pruebas de laboratorio en diferentes puestos de comida.

Los tres locales fueron clausurados temporalmente hasta que aplicaran las recomendaciones de limpieza dadas por Salud.

Guillermo Flores Galindo, representante del Ministerio de Salud en el área de Zapote, explicó que las comidas contaminadas eran principalmente arroz cantonés, yuca, repollo, carnitas y ensalada de pico de gallo.

Las bacterias encontradas en los chinamos de comida son Escherichia coli y estafilococos.

“A los 37 alimentos que se les hicieron muestras en Zapote y Curridabat, se les aplicaron cinco exámenes. Este es el tipo de control que se realizará todos los días en todos los chinamos del campo ferial”, explicó el doctor Flores, quien agregó que hay un equipo de 36 inspectores del ministerio vigilando aspectos de salubridad en los festejos.

El funcionario detalló que los efectos en la salud de las personas que ingirieron estas comidas contaminadas son diarrea, fiebre y deshidratación.

Normalidad. Fernando Jiménez, vocero de la organización de las fiestas de Zapote, dijo que por la tarde de ayer los tres locales cerrados por Salud ya estaban en funcionado con normalidad.

“Toda esta fiscalización por parte del Ministerio es buena y es que aparezca alguna contaminación, pero es muy poca y focalizada. Zapote ya está funcionando con normalidad”, explicó el representante de los festejos.

Jiménez aceptó que en cuanto a asistencia de visitantes se ha sentido “un poco frío” en las mañana e inicios de la tarde, durante los primeros tres días.

Agregó que los incidentes que se han presentado han sido “muy puntuales”, sin alterar la continuidad de los festejos.

Jiménez explicó, además, que hasta el momento la Policía Municipal ni tampoco la Fuerza Pública han detenido a ninguna persona en el campo. Solo se reportó una aprehensión, pero se trataba de un hombre que tenía orden de captura.

Entre tanto, Freddy Román, vocero de la Cruz Roja, dijo que al mediodía de ayer se habían atendido a 300 personas con lesiones, la mayoría por raspones y golpes durante las corridas del toros.

De estos, 40 personas tuvieron que ser trasladadas a un centro médico.

Etiquetado como: