Si se aprueban cambios en legislación contratarían 60 policías nuevos por semestre

Por: Diego Bosque 1 agosto
San José tiene 155 tráficos, sin contar jefes ni subjefes.
San José tiene 155 tráficos, sin contar jefes ni subjefes.

Tomar parte del dinero de las multas que pagan los infractores es el plan de la Dirección de Tránsito para contratar más oficiales que vigilen en las carreteras.

La iniciativa, que será enviada a los diputados en los próximos meses, pretende modificar el artículo 234 de la ley de tránsito, para que el 25% del dinero cobrado en sanciones se vaya a la Dirección General de Tránsito y se creen nuevas plazas.

De acuerdo con un estudio técnico del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la Policía de Tránsito tiene un faltante de 1.161 policías, lo cual ha debilitado los controles en carretera. El país solo dispone de 763 efectivos para cubrir los más de 5.000 kilómetros de la red vial nacional.

A pesar de la urgencia, en los últimos años, el Ministerio de Hacienda se ha negado a autorizar la contratación de nuevos oficiales debido a la crisis fiscal que enfrenta el país.

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, afirmó que la reforma que están planteando les permitiría contratar más personal sin afectar las finanzas del Estado.

En la actualidad, cuando un infractor paga una multa realizada por un oficial de Tránsito, el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se deja un 23%, el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) un 69%, la Cruz Roja un 5% y el Ministerio de Justicia y Paz un 3%.

En cambio, cuando la boleta es hecha por alguna de las policías municipales de tránsito, el PANI recibe un 23%, el Cosevi un 29%, la municipalidad respectiva un 40%, la Cruz Roja un 5% y el Ministerio de Justicia y Paz un 3%.

La reforma, elaborada por la Asesoría Legal de la Policía de Tránsito, plantea que cuando el oficial realice un parte, se le reste al Cosevi un 25% del porcentaje que goza en la actualidad para trasladarlo a la Policía de Tránsito.

Calderón explicó que la legislación vigente le impide al Cosevi destinar recursos del Fondo de Seguridad Vial para emplear policías y limita a esa entidad a utilizar los fondos disponibles en programas de educación, prevención de accidentes y compra de equipo para la Policía de Tránsito.

Según las estimaciones de Calderón, si se avala ese cambio se podrían contratar 60 tráficos nuevos por semestre.

"Tuvimos una reunión con Mario Durán, viceministro de Reformas y Proyectos del MOPT y él está matriculado con el proyecto, nos dijo que nos va a apoyar, que va a revisar la iniciativa y la va a tramitar (...) Consultamos al Cosevi y ellos están de acuerdo con estos cambios", comentó el jerarca.

Añadió que cree que esta idea tendrá todo el apoyo en la Asamblea Legislativa, pues, es claro que la Policía de Tránsito necesita más gente.

La Nación trató de localizar a Durán para conocer su posición con respecto a este tema, pero no contestó las llamadas realizadas a su teléfono celular.

Solo suman tres

El próximo 18 de agosto se graduarán 78 nuevos policías de tránsito, pero este mismo año se pensionarán 75, lo cual hace que la planilla crezca solo en tres personas.

La Gran Área Metropolitana (GAM) es la zona con mayor faltante de oficiales.

De acuerdo con el estudio del MOPT, de los 1.161 policías que requieren contratar, 592 serían para la GAM.

La Policía de Tránsito pueden sancionar a los conductores que reduzcan la velocidad para observar un accidente u otro evento.
La Policía de Tránsito pueden sancionar a los conductores que reduzcan la velocidad para observar un accidente u otro evento.

De ese número, solo San José necesita 403 tráficos más para dar abasto con las funciones.

A la capital le siguen Heredia, con un déficit de 63; Alajuela (62) y Cartago (35).

Además, la ruta 32, entre barrio Tournón y el túnel Zurquí, necesita 20, y la Interamericana Sur, entre Cartago y el cerro de la Muerte, requiere 9.

El documento asigna 186 para la región Huetar Norte; 106 para el Pacífico central; 32 para Guanacaste, 168 para la zona caribeña, y 77 para la Brunca.

El presupuesto de la Policía de Tránsito para 2016 fue de ¢1.500 millones y para el presente año es de ¢7.000 millones. Sin embargo, esos dineros solo se pueden utilizar en la compra de uniformes, equipo técnico, vallas de seguridad, conos, armas y patrullas, aunque falten funcionarios para darles uso.

La falta de este personal ocurre en momentos en que se disparan los accidentes de tránsito. El año pasado, según informe del MOPT; perdieron la vida 456 personas en las carreteras (muertes en el sitio), mientras que en los primeros seis meses del año se acumularon 240, el 69% por accidentes en motocicleta.

Etiquetado como: