Regirá a partir del 1.° de enero del próximo año, según el Ministerio de Trabajo

Por: Carlos Láscarez S., Patricia Recio 24 octubre, 2013

Un aumento de ¢3.780 por cada ¢100.000 fue el monto que aprobó ayer el Consejo Nacional de Salarios para los trabajadores privados que ganan el salario mínimo.

El ajuste, que regirá en el primer semestre del 2014, quedó establecido tras una reunión de casi dos horas en el Ministerio de Trabajo.

El Consejo definió la cifra luego de recibir la propuesta del Gobierno, que fue la que sumó más votos. El incremento empezará a aplicarse el 1.° de enero del 2014.

El porcentaje está compuesto por el 2,47% de inflación proyectada y 0,77% de la acumulada al primer semestre de este año, así como un ajuste por crecimiento del producto interno bruto de los últimos cinco años (0,54%).

Los sindicatos habían planteado un alza de 3,96%, el sector agrícola un 3,24% y los grupos empresariales un 3,60%.

El ministro de Trabajo, Olman Segura Bonilla, aseguró que los sindicatos apoyaron el planteamiento gubernamental ya que representaba un equilibrio, al dar un aumento beneficioso a los trabajadores del sector privado, pero sin afectar a los empresarios.

“El porcentaje aprobado fue acordado gracias a que el sector empleador, sindical y gobierno respetaron la fórmula aprobada desde un inicio”, manifestó Segura.

Juan Carlos Hidalgo, trabajador de la compañía Dos Pinos, es uno de los casi 1,3 millones de trabajadores del sector privado que podrían beneficiarse del aumento salarial decretado ayer por el Gobierno. | JORGE CASTILLO
Juan Carlos Hidalgo, trabajador de la compañía Dos Pinos, es uno de los casi 1,3 millones de trabajadores del sector privado que podrían beneficiarse del aumento salarial decretado ayer por el Gobierno. | JORGE CASTILLO

Oposición. Jaime Molina, presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep), afirmó que el monto que impulsaron buscaba no impactar las altas cifras de desempleo estimadas en más del 10%, el nivel más alto desde octubre del 2011.

“Nuestro planteamiento considera la baja actividad económica que atraviesa el país. Si bien el incremento es para los trabajadores del sector privado que están en el salario mínimo, la cifra sirve como referencia para los cálculos de los empleados públicos”, dijo Molina.

Agregó que no entienden cómo el Ministerio de Hacienda hace propuestas fiscales ante la preocupación por el aumento en el gasto público, pero el Ministerio de Trabajo envía una señal contradictoria, al aprobar este ajuste salarial.