Convenciones estarán listas en menos de un mes, según participantes

Por: Sofía Chinchilla C. 17 abril, 2016

La renegociación de dos convenciones colectivas cumple un año de haberse iniciado, sin que los representantes institucionales y sindicatos logren cerrar el acuerdo.

Se trata de los convenios obrero-patronales de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) y de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Ambos fueron denunciados en diciembre del 2014, luego de que el gobierno de Luis Guillermo Solís emitiera la directriz de renegociar todas las convenciones una vez que vencieran, para “eliminar cláusulas abusivas”.

Hárold Villegas, viceministro de Trabajo, explicó que en total son 26 convenciones colectivas, de las cuales 12 ya fueron denunciadas. Las demás vencen este año o después.

Tales acuerdos se firman periódicamente entre un patrono y uno o varios sindicatos, para reglamentar las condiciones laborales y los beneficios de los trabajadores.

“Algunas han sido rápidas, como la del Banco de Costa Rica y la del Acueductos y Alcantarillados. Recope y Japdeva son más complicadas. Ha sido una negociación dura, pero se ha llegado a acuerdos importantes de rebajos”, aseguró Villegas.

Recope. En febrero del 2015, el Gobierno solicitó a la Refinadora recortar ¢8.320 millones al gasto público de la convención.

Manuel Rodríguez, secretario del sindicato de la entidad (Sitrapequia), se mostró conforme con lo pactado hasta el momento: “El país debe ver que hemos sido objetivos y que el tema económico lo hemos bajado. En algunos aspectos quedamos un poco desmejorados, pero sigue estando bien. Tampoco pueden esperar que la convención se elimine porque es un derecho de los trabajadores”.

Rodríguez no especificó el monto de esas rebajas, debido a un acuerdo para no divulgar detalles hasta que el convenio quede en firme. Eso será en unas tres semanas, según su cálculo.

Los beneficios en debate incluyen un aguinaldo adicional, la injerencia del sindicato en la contratación de personal y un 100% adicional sobre el salario base a los trabajadores expuestos a altas temperaturas.

Japdeva. La convención de Japdeva empezó a renegociarse en marzo del 2015. Pablo Díaz, gerente general, explicó que la demora se debe a la complejidad y extensión del documento.

Fedrick Patterson, secretario de organización del sindicato (Sintrajap), estimó que el documento final estará listo a finales del mes. Según él, uno de los temas en los que aún no hay acuerdo es la regulación de las sanciones disciplinares.

“La cesantía necesita un par de reuniones más. También estamos pendientes del fondo de ahorro de los trabajadores, que es un tema sensible”, precisó Díaz.

En otros puntos sí hay consenso. La licencia por cambio de residencia se redujo a tres días anuales como máximo. En el pacto anterior, no había límite.

El permiso para ausentarse por matrimonio pasará de siete a cinco días, y las incapacidades darán un subsidio de 100% durante los primeros 75 días de ausencia. Actualmente, se otorga ese porcentaje indefinidamente.

A partir del momento en que se ratifiquen, ambas convenciones colectivas tendrán una vigencia de dos años.

Al cumplirse el plazo, según la normativa vigente, deberán denunciarse de nuevo para volver a negociarlas. De lo contrario, los beneficios se prorrogarán automáticamente, sin fecha límite.