Por: Irene Vizcaíno 23 diciembre, 2015
Gílbert Díaz, presidente del SEC, defendió el acuerdo. | ARCHIVO
Gílbert Díaz, presidente del SEC, defendió el acuerdo. | ARCHIVO

La convención colectiva que cubre a los más de 70.000 trabajadores del Ministerio de Educación Pública (MEP) está entre las primeras para ser denunciadas y revisadas en el 2016.

Este es el acuerdo laboral que negociaron el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC) y el Sindicato de Trabajadores de Comedores Escolares y Afines en abril del 2013.

“A nosotros no nos preocupa. La directriz es para revisar lo que haya abusivo; en la nuestra (convención) no nos preocupa nada porque no hay cláusulas abusivas”, afirmó Gílbert Díaz, presidente del SEC.

Este acuerdo cobra particular interés porque es uno de los pocos que se carga al Presupuesto Nacional, como confirmó el viceministro de Egresos, José Francisco Pacheco.

La otra convención con esas características es la que beneficia a los empleados de la Imprenta Nacional.

Al momento en que se firmó el acuerdo laboral MEP-SEC-Sitracome, el costo para el Ministerio se estimó en ¢5.700 millones, de forma escalonada.

Estos recursos incluían creación de 600 nuevas plazas de cocineras y de oficinistas para escuelas, así como ayuda para financiar actividades de arte, deporte y ferias educativas. La gran novedad de la convención fue la licencia por paternidad de 15 días a un mes con goce salarial.

“Estamos dispuestos a sentarnos con quien sea, para que vean que todo va con la intención de cambiar el sistema, de darles una vida distinta (a los docentes)”, manifestó Díaz.

Según dijo, no van a encontrar gastos injustificados.