Gobierno no tolerará uso de recursos públicos de manera incorrecta, alega el Ministerio de Trabajo

Por: Hugo Solano 20 noviembre, 2015

El ministro de Trabajo, Víctor Morales Mora, ordenó el despido inmediato de su chofer, de apellido Bustamante, y el inicio de un proceso de investigación para dos asesores de su despacho, tras la denuncia de la Policía de Control Fiscal (PCF), por el uso indebido del vehículo que tiene asignado, en el que se encontraron 10 botellas de licor al parecer adquiridas en la zona fronteriza con Panamá sin el pago de los impuestos correspondientes.

"No toleramos de ninguna manera el uso indebido de recursos públicos. En eso estamos claros y así procederemos en este caso, para que la ciudadanía esté absolutamente clara de que no vamos a proteger a quienes abusen de los recursos que son de todos los costarricenses", indicó el ministro de Trabajo en un comunicado de prensa.

Morales asistió ayer a una reunión en la zona sur del país y regresó a San José por la vía aérea, razón por la cual Bustamante durmió en la zona y este viernes regresaba del cantón de Corredores con otros funcionarios a San José cuando fue interceptado por la Policía en un puesto ubicado en el poblado de Abrojo, en ese mismo cantón.

Los oficiales de la Policía de Control Fiscal hallaron el licor en la maleta del chofer. El caso está en investigación.
Los oficiales de la Policía de Control Fiscal hallaron el licor en la maleta del chofer. El caso está en investigación.

El licor fue hallado por los oficiales en la maleta del chofer, quien informó que lo compró la noche anterior en la frontera sur para regalos. Bustamante añadió que no utilizó el vehículo oficial y que se movilizó en un taxi para realizar la adquisición.

Las versiones dadas a la PCF indican que ninguno de los asesores que viajaban sabía de la existencia de ese licor dentro del vehículo que fue detenido para revisión la tarde de este viernes.

El ministro Morales remitirá el caso al Ministerio Público para tener toda la información. Los asesores quedarán suspendidos mientras se procede con la investigación, dice el comunicado.

De acuerdo con el director de la PCF, Irving Malespín, en el Toyota Prado que conducía Bustamante iban otras tres personas de apellidos Sánchez, Castro y Díaz.

Malespín indicó que por la cantidad de botellas de whisky, ron, tequila y otros no se puede acreditar como un contrabando, pero el uso del vehículo del Estado para fines distintos a los de la gira, puede calificarse como peculado, razón por la cual el caso se presentó ante la Fiscalía de Corredores contra los cuatro ocupantes del vehículo.

Tanto los que iban a bordo como el Toyota fueron liberados después de la diligencia policial.

Malespín indicó que desde el 18 de noviembre iniciaron una serie de operativos en fronteras y puertos contra el trasiego de mercancías ilícitas y actuarán con firmeza contra quien sea. El caso quedó en investigación.